La secundaria Ramón Locadio Bonachea de Olivos I en la capital espirituana, asume desde el pasado curso el tercer perfeccionamiento del sistema nacional de educación. El proceso experimental escogió un grado para acompañarlo hasta el fin de ciclo en la enseñanza. En el caso de esta enseñanza ese fue el séptimo grado, iniciado en el proceso el pasado curso 2017-2018:

“El séptimo grado obtuvo resultados positivos en el experimento. Los estudiantes se manifiestan con mayor seguridad al exponer sus razonamientos en el aula y tienen más autonomía al realizar peticiones al profesor sobre cómo quieren la asignatura y la clase. Además, las calificaciones fueron positivas y si realizamos una comparación este sétimo grado ha sido de manera general superior a los de cursos anteriores” manifiesta Sahily González Gil, jefa de ciclo en el centro de educativo.
El actual octavo grado asume nuevos planes y programas de estudio. Se suman asignaturas antes contenidas en grados superiores como Química y Física. Además, los estudiantes tendrán contacto por primera vez en este grado con la materia Geografía del mundo Físico. Este curso los textos vuelven a ser provisionales, elemento positivo que posibilita el análisis posterior de algunos libros que “poseen errores que pueden ser ortográficos o de contenido, pero que de cualquier manera resultan mejor formulados y actualizados que el material que estaba destinado anteriormente a la enseñanza” comenta DianelysMorell, alumna de octavo grado.
Por lo demás, el trabajo en red entre las escuelas, las actividades complementarias y los proyectos educativos de grupo vuelven a formar parte esencial del proceso. Ana Carla Alvarez, alumna del grado, detalla a la página digital de Centrovisión qué contienen este tipo de actividades, tan frecuentes en el perfeccionamiento de todos los niveles de enseñanza:
“En el caso del proyecto Con paso firme, es una reunión grupal donde hablamos de nuestro estado de bienestar con las distintas asignaturas, además de las expectativas que tenemos cada uno cuando terminemos el nivel de enseñanza. Además, otro tipo de actividades frecuentes son las casas de estudio o las visitas a instituciones y empresas de la comunidad, donde podamos observar la materialización en la práctica de los conocimientos que aprendemos en el aula”
El perfeccionamiento incluye la imbricación más fuerte con la familia y la comunidad. Los padres continúan formando parte integral de la educación de sus hijos, al derivar en el espacio formador que sigue al espacio escolar matutino y vespertino. María Esther Martínez, madre de una alumna, confía lo que más le ha llamado la atención del perfeccionamiento en este grado:
“Los contenidos han comenzado sumamente adecuados a la situación cívica que hoy vive el país, pues en la asignatura de Formación Ciudadana han comenzado a impartirles la Ley Electoral y las características del sistema político cubano, lo cual está totalmente en confluencia con el actual debate nacional del proyecto de constitución. Por otra parte, las lecturas están muy bien escogidas, relacionados con Fidel, la Revolución y con grandes letras y plumas de la nación”
El tercer perfeccionamiento del sistema nacional de educación acompaña a la secundaria Ramón Locadio Bonachea y también desde el pasado año a seis centros educativos de la capital provincial. Este curso el experimento prevé alcanzar otras escuelas del territorio provincial, con el objetivo de socializar las experiencias positivas del proceso más importante que acomete hoy la educación cubana.

No hay comentarios

Dejar respuesta