El avileño Davisley Granados (11) en el juego entre los equipos de Ciego de Ávila (azul) y Sancti Spíritus como parte del Torneo Nacional de Ascenso del Baloncesto masculino,en la Sala Girardo Córdova Cardín de Ciego de Ávila, el 31 de octubre de 2015. AIN FOTO/ Osvaldo GUTIÉRREZ GÓMEZ

Sancti Spíritus jugará en la venidera Liga Superior de Baloncesto para hombres, luego de conseguir el cupo en el Torneo de Ascenso de la zona central celebrado en Camagüey.

En la sala Rafael Fortún de esa provincia los espirituanos terminaron con 4-4, empatados con Ciego de Ávila, por delante de Cienfuegos (1-7) y detrás de Villa Clara (6-2) y Camagüey (5-3).

La igualdad contra los Búfalos motivó que se apelara al duelo entre ambos que quedó un triunfo por bando por lo que se hizo necesario ir al gol average en los choques disputados entre ellos, el cuál favoreció a los espirituanos.

De esa forma se adueñaron del boleto a la LSB como uno de los dos mejores terceros del país y dejaron fuera por primera ocasión en la historia a Ciego de Ávila, por mucho el elenco más laureado del país y subcampeón nacional en la temporada pasada.

La clasificación es la segunda que consigue el equipo masculino de Sancti Spíritus al certamen mayor del baloncesto cubano, en el que se había estrenado en el 2013.

Para la LSB venidera los yayaberos tomaron de refuerzos a los avileños Dariel Castellanos y Yosvani Hernández.

En el certamen la provincia tendrá a los colectivos masculinos y femeninos.

Ese resultado es un premio al entrenador que sin dudas fue el artífice de esa obra, Alexander Álvarez, fallecido en marzo pasado, unas horas después que las chicas se proclamaran campeonas.

No hay comentarios

Dejar respuesta