Una sólida actuación tuvo el camagüeyano Yariel Rodríguez en su estreno como integrante de los Gallos en la segunda vuelta de la serie nacional 58 del beisbol cubano.

El gallero, como se le conoce popularmente al derecho, trabajó 7.0 entradas ante Ciego de Ávila en el estadio José Ramón Cepero, donde aceptó una carrera limpia, con nueve ponches, cinco imparables y tres boletos.

Ahora la primera elección de los refuerzos espirituanos acumula en la temporada balance de 4-2 y rebajó la efectividad desde 3.10 hasta 2.74, mientras los rivales le batean solo para .235, cuatro puntos menos que en la primera vuelta.

La actuación de Yariel fue clave para que Sancti Spíritus alcanzara la victoria (6×3), tercera en forma consecutiva en esta fase, en la que se quedó solo en el tercer puesto (10-9), a 3.0 juego del líder Las Tunas (13-6) y 2.0 con respecto a Villa Clara (12-7), elencos que también salieron airosos en la jornada.

En el éxito del Gallero influyó una ofensiva de trece imparables, entre los que hubo cuadrangulares de Frederic Cepeda y Dunieski Barroso y dobletes de Orlando Acebey y Dayán García.

Notable también fue el cierre del artemiseño José Ángel García, que se anotó su segundo salvamento con los Gallos, tras venir en el noveno al rescate del zurdo Javier Vázquez, quién aceptó dos carreras, aunque una fue sucia.

Precisamente la defensa fue el punto más bajo de los espirituanos en el choque de apertura contra los Tigres, al cometer pifias Orlando Acebey en tercera base, el torpedero Daviel Gómez y el jardinero Alberto Rodríguez.

Al parecer, en el mal trabajo con el guante influyó haber jugado de noche, una experiencia que el equipo no vivía desde el 26 de octubre del 2015, cuando se midió a las Tunas en el estadio José A. Huelga, en la penúltima fecha de la fase clasificatoria de la temporada 55.

Después de ese juego nocturno, el otro que disputaron los Gallos con alumbrado artificial fue el 16 de octubre pasado en el Guillermón Moncada de Santiago de Cuba, donde se adueñaron del boleto en el play off de comodines, ocasión en la que el encuentro comenzó a las 4.00 de la tarde y terminó antes de las 8.00 pm.

1 Comentario

Dejar respuesta