Nikki Haley interviene en la Asamblea General.

La embajadora de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, asegura que las naciones del mundo que apoyan el fin del bloqueo “están equivocadas”. 191 países votaron a favor de la resolución de condena en el 2017 y Washington solo obtuvo el apoyo de Israel.

“No tenemos problema con estar solos”, afirma.

La embajadora saliente, que ya pidió su retiro del puesto a la administración Trump, se refiere a los más de 36 países que hablaron en la sesión de ayer, pero no menciona la crítica generalizada a la política de bloqueo de los Estados Unidos, sino una supuesta preocupación por el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible por parte de Cuba.

“Las Naciones Unidas no tienen la potestad de poner fin al embargo (bloqueo) contra Cuba”, añade con tono de prepotencia.

En evidente estado de desesperación, Haley lanzó ayer en la red social Twitter una andanada de amenazas contra la ONU para que cambiaran su postura de rechazo al bloqueo.

“Cada año, Cuba presenta una resolución que culpa a los Estados Unidos de la pobreza, la represión y la falta de libertad. Mañana (hoy) las Naciones Unidas oirá lo que tenemos que decir acerca de eso y los países tendrá que decidir entre Estados Unidos o Cuba”, escribió.

“¿Quién votará con nosotros?”, concluyó con tono de amenaza.

No hay comentarios

Dejar respuesta