Foto: Cubasi

En una comparecencia en el Senado, el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, confió en que el viaje a La Habana del mandatario socialdemócrata, previsto para los próximos días 22 y 23, sirva para ‘pasar página’ a la Posición Común europea.

Borrell aludió a la cuestionada política que durante dos décadas condicionó los vínculos de la Unión Europea (UE) con el país caribeño, aprobada en 1996 a instancias del entonces Gobierno conservador español de José María Aznar.

Esa medida, considerada injerencista por numerosos analistas, quedó superada con el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación suscrito en diciembre de 2016 entre el bloque comunitario y la mayor de las Antillas.

Con su firma, las partes entraron en una nueva era de nexos diplomáticos, que puso fin a la Posición Común impulsada por el derechista Aznar y que, a juicio del actual jefe de la diplomacia española, ‘ha hecho mucho daño a las relaciones España-Cuba’.

Borrell insistió en la necesidad de pasar página a esa etapa y establecer un acuerdo que permita mantener un diálogo político y económico bilateral similar al que ya tiene la UE con la nación caribeña.

‘No tiene ningún sentido que la UE lo tenga y España no’, remarcó el canciller, tras apuntar que espera que el viaje del presidente sirva para ponerlo en marcha.

La visita de Sánchez será primera de carácter oficial que realiza a la isla un jefe del ejecutivo español, desde la protagonizada en 1986 por su correligionario político, el también socialdemócrata Felipe González. Según medios de prensa nacionales, el viaje del gobernante fue acordado en la reunión que el 25 de septiembre mantuvo en Nueva York con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, durante la participación de ambos en la Asamblea General de la ONU.

‘Que no haya ido un presidente español en 30 años cuando están allí nuestras empresas demuestra que la política va detrás de la realidad’, afirmó Sánchez en un foro organizado el 27 de septiembre, con motivo de su presencia en Nueva York.

‘Lo que vamos a hacer con esta visita oficial es normalizar esas relaciones que tradicionalmente ya teníamos en muchos sectores’, añadió entonces el político socialista, antes de confesarse emocionado por su desplazamiento a La Habana.

Compartir
Noticias de Cuba y el mundo.

No hay comentarios

Dejar respuesta