Los jóvenes espirituanos analizan el Proyecto de Constitución. Estudiantes del Preuniversitario de Ciencias Exactas Eusebio Olivera, protagonizaron un debate por más de dos horas para corregir, eliminar, añadir o respaldar cada artículo del documento. La profundidad de análisis y las certeras intervenciones sorprendieron a profesores e invitados.

La estudiante de onceno grado Cynaí Pérez, hizo hincapié en la necesidad de poner freno a los jóvenes entre 15 y 18 años que ni estudian ni trabajan. Para ello proponía una cláusula sobre el trabajo obligatorio en caso de abandonar la escuela en edad escolar para evitar males sociales.

Además de preocuparse por los artículos relacionados con el proceso educativo, los estudiantes propusieron la obligatoriedad del estudio de la Constitución desde la primera enseñanza y ofrecieron criterios valiosos sobre lo considerado propiedad privada. Así mismo, la mayor variedad de criterios giró en torno a la aprobación del matrimonio igualitario y la pena de muerte.

La presidenta de la Asamblea Provincial de Poder Popular, Teresita Romero, esclareció al auditorio sobre la aparición de la figura del gobernador y su consejo, tras la sustitución de las Asambleas Provinciales. La madurez con que la juventud cubana acomete el proceso de consulta popular, es aliciente para la continuidad histórica de nuestro proyecto social.

No hay comentarios

Dejar respuesta