En el municipio brasileño de Santa María, estado de Pará, labora el Dr. Yanoski Urgellés, especialista en Medicina General Integral (MGI) quien llegó a Brasil en la madrugada del 19 de julio de 2016, para formar parte del programa “Más Médicos” que brinda servicios de salud a los más necesitados del gigante suramericano.

Luego de conocerse por parte del Ministerio de Salud Pública de Cuba el cese del programa asistencial producto a las medidas irrespetuosas anunciadas por Jair Bolsonaro, Presidente electo de Brasil, encontré en la red social Twitter un mensaje del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel, quien escribe a nuestros colaboradores y a Yanoski especialmente. El mandatario cubano reconoce el trabajo de nuestros médicos y les dice “ustedes son ejemplos de humanismo y dignidad”.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez: #MaisMedicos Con dignidad, profunda sensibilidad, entrega y altruismo, los colaboradores cubanos han prestado un valioso servicio al pueblo de #Brasil. Actitudes con tal dimensión humana deben ser respetadas y defendidas. #SomosCuba

Casi a la medianoche del miércoles 14 de noviembre tuve la oportunidad de conversar (a través de las redes sociales) con Yanoski Urgelles, colaborador cubano en Brasil quien hizo público el compromiso suyo y de los miles de cooperantes en ese país: regresar a la Patria para continuar prestando servicios al pueblo. Luego de saludarlo, me presenté y él accedió a una conversación que se volvió amena.

Alfredo Ballesteros Alfonso (ABA): Espero todos estén bien. En la Patria los esperamos con los brazos abiertos.

Yanoski Urgelles (YU): Estamos bien hermano. Un saludo cordial. Muchas experiencias que nos tornan mejores profesionales, nuestro pueblo agradecerá.

(ABA): ¿Eres de Guantánamo, vives en Santi Spíritus y ahora estás en que parte de Brasil?

(YU): Soy natural de Guantánamo, pero como dices vivo en Santi Spíritus, allí trabajo en el policlínico Sur de la ciudad como médico Especialista en Medicina General Integral (MGI). Aquí me encuentro en el municipio Santa María del Estado Pará. Hace dos años y cuatro meses estoy en Brasil.

(ABA): Yanoski más de dos años es un tiempo considerable salvando vidas en ese hermano país. ¿Cuéntame alguna experiencia que guardes con alegría?

(YU): Muchas Alfredo, hemos tenido que estudiar bastante. Existen enfermedades que en Cuba son raras. Hemos asistido muchas emergencias. Recuerdo en especial un día cuando la Dra. Alianna Vázquez y yo fuimos llamados atender a un niño de dos años quien después de ingerir un embutido hizo una broncoaspiración. Luego de algunas maniobras logramos que quedaran libres las vías respiratorias y se le salvó la vida. Lo emocionante fue cuando el niño, después del susto, aún sin poder emitir sonidos miró fijamente a la doctora y le acarició el rostro en señal de agradecimiento. Ese día lloramos un poco.

(ABA): ¿Quiénes se afectarán con la salida de los médicos cubanos por la soberbia de un Presidente que no respeta acuerdos y que su actitud lleva al cierre de un programa que beneficia a millones de brasileños?

(YU): Serán perjudicados los más pobres, los que viven en comunidades de difíciles acceso. Existen brasileños que por primera vez vieron un médico cuando llegamos nosotros aquí. Al cerrar el programa Más médicos tendrán que viajar kilómetros para ser atendidos, tendrán que volver a pagar muchas consultas, medicamentos y procedimientos (que a veces no requieren) a precios muy caros.

(ABA): Las redes sociales nos acercan, nos permiten un diálogo directo. ¿Qué sentiste al entrar a Twitter y ver que el Presidente Díaz-Canel te había contestado?

(YU): No me lo esperaba. Fue una alegría inmensa y cuando lo comentaron en la Mesa Redonda no lo podía creer, me sentí emocionado. Agradecido porque nuestro Presidente respondió, fue como una mano en el hombro de aliento para continuar.

(ABA): Regresan a la Patria en el noviembre que se cumple el segundo aniversario de la partida física de Fidel ¿Qué significa para ti?

(YU): Mucho compromiso con Fidel. Mucha fidelidad.

(ABA): ¿Qué espera el Dr. Yanoski al regreso?

(YU): En lo personal: disfrutar de mis hijos. En lo profesional: continuar trabajando y preparándome cada día.

(ABA): Dr. Aquí los esperamos para abrazarlos y celebrar juntos el reconocimiento moral del deber cumplido. ¡Hermano, ustedes cumplieron!

(YU): Muchas gracias hermano, seguiremos pa´lante por un futuro mejor, que es posible. Un abrazo.

Así terminó mi conversación con el Dr. Yanoski Urgelles, a quien sentí muy cerca. Sus palabras, transmiten emoción y nos muestran un patriota a ultranza, un profesional entregado, a un padre de familia.

También sus expresiones ilustran el humanismo y la solidaridad con la que nuestros médicos, hace más de cincuenta años, cumplen misiones internacionalistas. La excepcional labor de los profesionales cubanos está avalada por las millones de vidas salvadas y el enfrentamiento (a veces temerario) a disímiles contingencias de las que la humanidad ha sido testigo. La experiencia cubana en el Ébola dio muestras de grandeza, de compromiso con el prójimo. También se evidencia el desempeño arduo en la Brigada Henry Reeve en muchas naciones donde laboran.

En Brasil, especialmente, han llevado la salud a los lugares más intrincados, mostrando qué es un médico y la sensibilidad que caracteriza a cada uno. El estar lejos de su tierra, en lugares totalmente desconocidos brindando salud y amor habla de la formación, pero también de la calidad humana que los caracteriza. Hoy los esperamos en Cuba con el reconocimiento moral del deber cumplido, han mostrado valentía, entereza.

El abrazo a todos desde la Patria.

No hay comentarios

Dejar respuesta