La provincia de Sancti Spíritus, una de las mayores productoras de arroz en Cuba, cumplió su compromiso anual con el Estado, al aportar unas 45 700 toneladas listas para el consumo, resultado que se consigue con los mayores rendimientos en la historia del territorio.
Eddy Santiago Gómez, Director Técnico y de Producción de la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, precisó que en los campos se han cosechado más de 100 000 toneladas de arroz húmedo en cáscara y se espera obtener otras 22 000 toneladas antes de que finalice el año.
“La razón por la que cumplimos el plan anual de producción con mucha antelación es que habíamos previsto obtener 4,5 toneladas por hectárea y alcanzamos 5,56 toneladas por cada hectárea, el mayor rendimiento en la historia de nuestra entidad”, explicó Gómez.
Ese resultado se consiguió a pesar de las afectaciones ocasionadas en algunas plantaciones por las intensas lluvias de mayo, y las altas temperaturas durante los meses de junio y julio, que acrecentaron la incidencia de plagas.
“Se trabajó bien en la parte tecnológica, en la preparación de suelos yla nutrición de las plantas, además la aviación brindó en el momento oportuno las aplicaciones de fertilizantes y productos químicos” afirmó Osmel Otero, Jefe de Producción de la Unidad Básica de Producción Cooperativa Sur del Jíbaro, una de las entidades que alcanzó altos rendimientos.
Eddy Santiago Gómez considera que resultaron esenciales la buena calidad de la semilla, la disciplina tecnológica y un mejor engranaje de todos los procesos, entre ellos la cosecha, que se realizó en el momento óptimo, y la extracción a tiempo del arroz seco hacia los molinos.
Cuando falta un mes y medio para que concluya el 2018, en varias unidades asociadas a la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro se aprecian aún campos con un favorable estado vegetativo, en los que se cortará arroz durante noviembre y diciembre.
Los especialistas estiman que Sancti Spíritusdebe aportar en todo el año unas 48 700 toneladas de arroz para el consumo, un 50% más que en el 2017. No obstante, ese volumen dista mucho del potencial de la provincia y de las necesidades del país, que cada año realiza cuantiosas importaciones del cereal.

No hay comentarios

Dejar respuesta