Junto a las ruinas de la Ermita de Nuestra Señora de la Candelariade la Popa, la iglesia más antigua de la tercera villa fundada por los españoles en Cuba, Trinidad, ya se trabaja en la terminación del hotel Pansea, perteneciente al grupo Cubanacán, un proyecto entre Francia y Cuba.

Según el ingeniero civil Jorge Valdés González, jefe de obras de la Empresa de Construcción y Montaje de Sancti Spíritus (ECMSS), “el Hotel Pansea se encuentra a un 75 por ciento de ejecución y ya trabajamos en la terminación de todas las habitaciones, muchas de ellas ya concluidas, y de áreas exteriores, el lobby, la piscina y los dos patios interiores”.
En el inmueble laboran albañiles, carpinteros, electricistas, técnicos y operarios de la Unidad Empresarial de Base número tres perteneciente a la ECMSS, así como de la brigada 47 de la Empresa Constructora de Obras del Turismo de Varadero.

Foto: Centrovision

El Pansea debe quedar listo el 24 de diciembre de este año, y contará con 52 habitaciones y una piscina. Por su alta calidad y el entorno de su ubicación, que permite una excelente vista de la ciudad de Trinidad, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en diciembre de 1988, el hotel funcionará con la categoría de cinco estrellas.

Justo en el centro del casco histórico de la villa renace el Palacio Iznaga, inmueble con casi dos siglos de existencia. El lugar se somete desde hace algunos años a una restauración integral con la inversión del Ministerio de Turismo, para funcionar como un hotel de 42 habitaciones, de las que 11 mantendrán los valores arquitectónicos y decorativos de la época.

El joven ingeniero mecánico de 29 años Yoan Manuel Negrín Benavides también se desempeña como jefe de obras en la EMCSS. Él tiene a su cargo la construcción en el Hotel Palacio Iznaga, donde “hoy se trabaja en el enchape de los pisos, en los revoques con el resane y el fino en las fachadas exteriores y del patio interior, y se ejecuta el montaje de las vigas del entrepiso en la primera crujía del edificio”.

Las 31 habitaciones no patrimoniales se incluyen dentro del segundo objeto de obra, levantado de forma anexa al Palacio Iznaga, donde no para el trabajo para rejuvenecer el imponente inmueble nacido como resultado del emporio azucarero que hizo famosa en el mundo a la icónica villa trinitaria, localizada en el centro-sur de Cuba.

De mantenerse la llegada de los materiales necesarios en una obra donde resulta vital el trabajo con la madera, en gran parte importada, se prevé su terminación antes de concluir el primer semestre del 2019, fecha en que el esplendor del Palacio Iznaga volverá a realzar el centro de Trinidad, ciudad con más de 500 años de historia.

No hay comentarios

Dejar respuesta