El histórico Cuartel Moncada acogió en la madrugada de este domingo a miles de jóvenes santiagueros que esperaron en una velada cultural el segundo aniversario del fallecimiento del invicto líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Con el apoyo de las autoridades políticas y gubernamentales, la iniciativa juvenil dispuso de medios para llevar a escena a cantantes, declamadores, bailarines y oradores procedentes de las diferentes enseñanzas educacionales.

Darlenis Legrá, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), fue una de las primeras oradoras, y manifestó el significado que tiene para sus compañeros el dedicar esta noche a honrar el pensamiento y la obra de Fidel, y no es un día de pesar, es momento de unidad entre generaciones, de reflexión a lo interno de la sociedad, de cómo seguirle honrando con el quehacer diario del estudiantado.

La Brigada Artística José Martí, fruto del genio creador del eternocomandante, también estuvo presente en la noche, y demostró sus logros, dado que muchos jóvenes de secundarias básicas, nivel técnico profesional, preuniversitarios, la Universidad de Oriente, entre otros, evocaron a Fidel con sus talentos pulidos y asesorados por los instructores de arte pertenecientes a esta brigada.

La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) constituyó el público esencial, representada fundamentalmente por alumnos de la Universidad de Oriente y la de Ciencias Médicas.

Yoan Amaya, presidente de la FEU en la Universidad de Oriente, declaró a la ACN desde el público, sus memorias de estos días del noviembre de hace dos años, cuando supieron la noticia en la residencia estudiantil y enseguida fueron uniéndose los becados, y luego los de la ciudad, con el empeño de hacer algo, de demostrar al pueblo cubano que los jóvenes estaban ahí, tristes, pero firmes, dispuestos a continuar su obra.

Por eso, seguiremos haciendo esta velada, cada año, es voluntad de la FEU y de los estudiantes decirle al mundo que cada año que pasa, Fidel está más vivo en la sociedad, y que los jóvenes somos la garantía de su presencia.

Teresa García, directora artística de la velada, declaró que aunque la mayoría del talento es de aficionados, es destacable su calidad y profesionalidad, aunque también les acompañaron los bailarines de la Escuela Vocacional de Arte, artistas de la Asociación Hermanos Saíz, el Conservatorio Esteban Salas y los músicos del Ballet Folclórico de Oriente y Macubá.

No hay comentarios

Dejar respuesta