Temprano en la mañana comenzaron las olas y poco a poco ganaron en altura, dijo a esta reportera Jesús Delgado, habitante de la barriada del Vedado, quien desde uno de sus parques observaba la fuerza del mar.

Las aguas penetran ahora varios metros y llegan hasta la popular calle Línea, una de las más transcurridas de la zona, por donde las autoridades tratan de mantener el orden para evitar posibles accidentes.

Fuertes marejadas en el litoral norte occidental, con inundaciones costeras de moderadas a fuertes en el malecón habanero anunció para esta jornada el Insmet.

A pesar de los avisos, los curiosos se aproximan para captar una buena imagen. Estamos aquí para evitar que se acerquen más al malecón y sigan caminando por las calles inundadas, es muy peligroso, comentó uno de los miembros del orden público.

Según el más reciente reporte del Insmet, los vientos serán de región oeste en el occidente con velocidades entre los 20 y 35 kilómetros por hora, hasta los 45 kilómetros por hora en zonas de la costa norte, con rachas superiores.

Las actuales condiciones del tiempo se deben a extensa circulación de la baja extratropical que se mueve sobre el sur de los Estados Unidos, que comenzó a afectar desde ayer la mitad occidental de Cuba.

No hay comentarios