El relator especial de la ONU para los derechos humanos de los migrantes, Felipe González, solicitó una investigación independiente sobre la muerte de Jakelin Caal Maquin, la niña guatemalteca de siete años que murió este mes bajo la custodia de Estados Unidos.

En una entrevista publicada por el diario The Guardian, González indicó que envió una petición formal al secretario de Estado, Mike Pompeo, en la que expresa además su alarma por la muerte de Caal Maquin menos de 48 horas después de que fuera detenida por la Patrulla Fronteriza.

“González está demandando una investigación independiente completa sobre la tragedia, dirigida por jueces y abogados y en la que la familia de la niña esté representada legalmente y tenga acceso a la traducción de idiomas”, destacó el diario.

Además, la carta solicita poner fin inmediato de la detención de niños migrantes en Estados Unidos e insta a la administración de Trump a abordar “fallas dentro del sistema de inmigración para prevenir situaciones similares”.

González explicó que numerosos organismos internacionales de derechos humanos habían advertido en repetidas ocasiones que los niños no deberían ser detenidos por su estatus migratorio.

“La detención de niños tiene un impacto tan severo en ellos que hemos advertido repetidamente sobre los riesgos”, afirmó el relator.

El monitor de la ONU destacó que la administración del presidente Donald Trump estaba obligada por las leyes internacionales a velar por las personas que mantiene bajo custodia.

No hay comentarios

Dejar respuesta