La campeona panamericana de Toronto-15 Dayaris Mestre pretende regresar a los entrenamientos a fines de enero en busca de ir adquiriendo la forma deportiva que le permita asistir al venidero campeonato nacional de judo.

 

La cinco veces mundialista y quinto lugar en los pasados Juegos Olímpicos confirmó vía facebook que en estos momentos pesa 62 kilogramos y que la idea es retornar a la división de los 48 Kg. en la que tuvo su último combate oficial el 6 de agosto del 2016 en Río de Janeiro.

 

En la ciudad brasileña derrotó de forma consecutiva a Asadamanitra Ratiarison de Madagascar, la española Julia Figueroa, y la brasileña Sara Menezes. En semifinal perdió frente a la coreana Jeong Bokjeong, a la postre medallista de plata. Esa derrota la mandó a discutir el bronce, el cuál tampoco conseguió, tras recibir Ippon de la kazaja Otgonseseg Galbadrak cuando tenía ventaja y restaban menos de 1.30 minutos de combate.

 

Tras esa competencia se acogió a un descanso que debió finalizar el 27 de enero del 2017 con la presencia en el Match Nacional de Retadores en la Habana, lo cuál no sucedió debido a estar  embarazada.

 

El 13 de septiembre dio luz a un varón, que al decir de ella, es fuente de inspiración para retornar al tatami en pos de llegar a la cita estival de Tokio-20.

 

En la carrera deportiva de Mestre, de 32 años, sobresalen las coronas del 2006 y 2014 en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, la plata en los Panamericanos de Guadalajara-11, así como tres metales dorados, cuatro de plata y tres bronceados en campeonatos continentales de su deporte y botín de 5-4-1 en campeonatos nacionales.

 

A ese palmarés suma par de subtítulos y cinco terceros lugares en torneos Grand Slam y Grand Prix, y un premio de cada color en Copas del Mundo y 18 medallas en otros torneos internacionales organizados por la Federación Internacional de Judo.

 

Los 48 kilos tuvieron en el 2018 como principal representante de Cuba a Melisa Hurtado, subcampeona en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

 

La joven habanera nacida el 22 de agosto de 1999 y bronce mundial juvenil del 2017, asistió a la lid universal de mayores, celebrada en septiembre del 2018 en Bakú, donde perdió en octavos de final ante la mongola Urantsetseg Munkhbat.

No hay comentarios

Dejar respuesta