En la provincia, más del 60 por ciento de las autoridades electorales estuvieron conformadas por mujeres

Este 24 de febrero marca un antes y un después en la historia constitucional cubana. Así lo sienten los vecinos del reparto Olivos 1 en la capital espirituana, los que desde diferentes colegios ubicados en esta zona de la ciudad de Sancti Spíritus son parte de este día de reafirmación.
Las mujeres contienen un lugar especial en la carta magna cubana. De ello está consciente Niurka Marrero, presidenta de los colegios de la circunscripción 106 de Sancti Spíritus.
“Nosotras constituimos más del 60 por ciento de las autoridades electorales de la provincia. Así mismo, los derechos de las féminas están asegurados en el documento, desde las facilidades laborales para las madres hasta los homogeneización de los salarios con respecto a los hombres, reglas que no están contempladas en todas las constituciones del mundo”
Estos resultan algunos de los ejemplos de cómo el actual documento, como también el de 1976, sostiene los derechos de la mujer cubana. Bien temprano en la mañana de la jornada del 24 de febrero, este equipo de prensa de Centrovisión recogió varias opiniones de mujeres espirituanas de diferentes edades, que, desde sus perspectivas, analizan la importancia de la ley de leyes para la continuidad de modelo económico y social cubano.
Zaida Vásquez, 85 años
“Yo estoy, como mismo desde joven, con Fidel, la revolución y el socialismo. Provengo de una generación de fundadores, y ahora necesitamos que el relevo asegure la continuidad del proyecto social del país. Esta nación está construida en base a los sueños más humanos y justos de cubanos ilustres y su pueblo, los mismos pensamientos que están incluidos en el texto constitucional”
Margarita Ramos, 59 años
“Crecí con la Revolución, y cada oportunidad de superación profesional con la que he contado resultó gracias a los cambios que implementó el gobierno al asumir el poder en 1959. Probablemente no hubiese podido estudiar una carrera universitaria en otras condiciones, pero sí en estas de una nación pensada para que todos cuenten, provengan de la clase social que provengan”
Lisett Quintana, 25 años
“La constitución asegura la libertad religiosa, el respeto a las diferencias de credo desde el establecimiento de un estado laico. Así mismo, protege a las minorías, asegurándoles un sitio dentro del entramado social cubano. Yo creo que, y son pasos que tendremos que seguir dando pues aun queda trecho por cubrir en este sentido, Cuba ha ido asumiendo con más fluidez el respeto a la diversidad de opiniones y actitudes, características intrínsecas al ser humano y responsables en gran medida de muchísimo del desarrollo intelectual que durante siglos hemos acumulado”
Dairelis Zamora, pionera responsable de custodia de urnas
“Esta vez toca a los mayores decidir por el futuro de su país. En la escuela han enseñado que la constitución es la ley más importante, por lo que creo que el voto también debe significar muchos para mis padres, abuelos y el resto de la familia. La custodia de las urnas es un momento muy emocionante para nosotros, pues nos junta con los mayores en este momento de alegría en el país”
Este 24 de febrero estuvieron convocados para las urnas más de 367 mil espirituanos, con la asistencia de alrededor de 6700 ciudadanos en apoyo a los colegios de votación. De ganar el sí en el referendo cubano, la nación asumiría su cuarta constitución desde el momento de su fundación como república en 1902.

No hay comentarios