lunes, marzo 25, 2019

Pedro Larralde

77 MENSAJES 0 Comentarios

Olguita cumpliría ahora 74 años de edad. Podría haber sido artista, poetisa, dirigente o seguir su carrera como instructora de arte iniciara en 1961, cuando solo contaba con 16 febreros. Así lo pienso cuando leo su biografía, sus cartas, sus...

El último de los grandes maestros de la trova tradicional espirituana nació el 26 de enero de 1910, en la ciudad de Sancti Spiritus, la cuarta villa fundada por los españoles en Cuba hace más de cinco siglos.

La sorpresa fue el arma táctica fundamental utilizada por el General Máximo Gómez el 18 de enero de 1875, en el victorioso ataque que realizó con su tropa al poblado de El Jíbaro, al sureste de la entonces jurisdicción...

La presencia en la entonces provincia de Las Villas, desde octubre de 1958, de dos columnas invasoras del Ejército Rebelde llegadas desde la Sierra Maestra, convirtieron al territorio central cubano en un torbellino revolucionario.

Recuerdo cuando llegué a su bohío de piso de tierra, donde vivía con su esposa y tres hijos pequeños..

El impetuoso avance del Ejército Rebelde en las montañas y el llano de la entonces provincia central de Las Villas marcó la definición estratégica para la victoria en la segunda mitad del mes de diciembre de 1958.

El avance arrollador del Ejército Rebelde en las montañas del Escambray creó las condiciones para la realización de operaciones militares de mayor envergadura y con ello consolidar una incesante campaña liberadora en todo el Frente de Las Villas, al mando del Comandante Ernesto Che Guevara.

Este 16 de diciembre cumpliría 80 años uno de los héroes de la juventud cubana de todos los tiempos, especialmente para el estudiantado, donde se forjó en la lucha revolucionaria desde muy temprano y ofrendó su vida a los 19 años de edad.

Sancti Spiritus fue una de las privilegiadas ciudades de Cuba donde actuó el célebre violinista cubano Claudio José Brindis de Salas y Garrido, conocido en toda Europa como El Paganini Negro o el Rey de las Octavas.

Un lugar cimero en la historia de la cultura musical cubana ocupa el pianista José Manuel Jiménez Berroa, conocido familiar y artísticamente por Lico.