La escalada en roca constituye una modalidad deportiva en la que solo con ayuda de manos y pie, incluso rodillas, resulta necesario superar las dificultades que la pared rocosa ofrece para llegar a una cumbre o hacer una vía.

La vida del escalador reside en vía segura. Elementos como el casco, la cuerda, su compañero de equipo conocido como “el asegurador”, el arnés y otros convierten a este deporte en un seguro y fabuloso ascenso por las laderas montañosas.

El asegurador y otros elementos vitales ayudan a salvaguardar la vida del escalador

En Sancti Spiritus este exótico deporte hizo acto de presencia a través del Festival Nacional de Escalada en Roca 2017, con carácter competitivo. Las paredes de caliza de las lomas de Banao constituyeron el entrante para los deportistas, aficionados en su mayoría.

Luego, Paso de las Damas, en modalidad psicobloc, ofreció un paraje de rocas bañadas por agua, lo cual resultaba en una caída curiosa. En Psicobloc, el competidor no requiere elementos de seguridad, porque el abandono de la prueba, de producirse, lo haría abalanzarse hacia el agua.

Por último la Loma Los Hilarios, en Tuinucú resultó una excusa para el derroche de técnica. ¿Se experimenta sosiego, temor al escalar?

“Esto para mi es pura vida, como dicen los costarricenses”, declaró un competidor, mientras otro apoyó a su compañero: “Paz, no te puedo revelar más nada que paz, es lo que me inunda cuando escalo”. Al mismo tiempo una muchacha de ligeros 20 años aclara: “Tensión y adrenalina es lo que yo disfruto en este excitante deporte”.

La loma Los Hilarios de Tuinucú recibió los últimos agarres en este Festival Nacional de Escalada en Roca Sancti Spíritus 2017

Amigos de otras orillas

Los competidores de varias provincias del Festival Nacional de Escalada en Roca Sancti Spíritus 2017, agradecen las donaciones de organismos y participantes extranjeros. Estos también tomaron para sí las lomas espirituanas.

“En Holanda no existen rocas con la altitud como para escalar. Lo hacemos bajo techo, en lugares acondicionados para ello. A veces viajo a Alemania, Bélgica y otros países a escalar, sin embargo escalar en Cuba es único. Las rocas de Viñales han sido testigos de mis esfuerzos, también Peñon de Fraile, y ahora estamos aquí en Sancti Spiritus, un lugar de naturaleza óptima para este deporte” comentó Elvira Verheije, una tierna holandesa practicante de la escalada en roca.

Las lomas rocosas espirituanas, al parecer, vencieron la prueba a la que fueron sometidas en este Festival Nacional de Escalada en Roca Sancti Spiritus 2017. Un deporte practicado normalmente en otros lugares del país, podría tomar a esta provincia del centro de Cuba como referente nacional. Allí están los enchapes incrustados en la piedras de Santilé. Sólo esperan más agarres y lamentos de esfuerzo muscular.

No hay comentarios