El desplazamiento de más de 15 000 animales hacia zonas con disponibilidad de comida y agua, fundamentalmente en las costas norte y sur del territorio, se distingue entre las principales acciones acometidas por la rama ganadera en Sancti Spíritus para hacer frente al prolongado déficit de precipitaciones que afecta a la provincia.

En la alimentación del rebaño se concentra buena parte de la prioridad en esta etapa, como quiera que tradicionalmente durante la seca se recienten los pastos, de ahí el interés puesto para asegurar en la dieta de los vacunos niveles de caña, forrajes verdes y residuos de cosechas.

Un importante paliativo lo aporta la utilización hasta la fecha de más de 5 300 toneladas de miel-urea-bagacillo, un subproducto de la zafra fabricado en los centrales azucareros con destino a la alimentación vacuna en las unidades del sistema de la Agricultura y de la propia Empresa Azucarera del territorio.

Garantizar el agua a los animales se convierte en un desafío en esta etapa y los ganaderos apelan al uso de las pipas, dotación que ronda en la provincia los 130 medios y se abastecen actualmente por esta vía unos 15 000 vacunos —alrededor del 4 por ciento de la masa—, en tanto los directivos del sector prevén que de continuar la falta de precipitaciones se incremente esa cobertura hasta unos 25 000 animales.

Luis Enrique Hernández Álvarez, especialista de riego, maquinaria y abasto de agua en la rama ganadera espirituana, declaró que otra medida de impacto radica en la instalación, desde finales del pasado año hasta febrero, de 100 bombas sumergibles que funcionan con energía fotovoltaica y benefician ya a más del 20 por ciento de la masa vacuna del territorio a razón de atender unas

1 000 cabezas con cada equipo.

“Las bombas se han colocado en lugares de difícil acceso a la energía eléctrica ó donde existía déficit de líquido y, una vez que se extrae el agua del pozo, se conduce a un depósito y después se traslada por mangueras hasta las canoas o bebederos”, explicó el especialista.

Esta inversión —añadió— forma parte de un programa nacional para la recuperación del sector que concede prioridad al abastecimiento de agua, de ahí la adquisición por el país de 1 000 medios de este tipo y Santi Spíritus figura entre las provincias con mayor avance en el montaje de la nueva tecnología.

Asimismo, Hernández Álvarez resalta la importancia económica productiva de las bombas fotovoltaicas en una etapa de severa escasez de lluvias porque, además de suministrar el líquido al rebaño usando energía renovable, trae consigo ahorro de electricidad y de combustible al eliminarse en esas unidades el tiro de agua en pipas, al tiempo que ha evitado también la evacuación de los vacunos de esa áreas.

No hay comentarios