Un centenar de electrobombas sumergibles que funcionan con energía solar han sido instaladas durante los dos últimos años en la provincia de Sancti Spíritus con el fin de garantizar el abasto de agua a la masa ganadera.

Luis Enrique Hernández, especialista de riego y abasto de agua de la Delegación Provincial de la Agricultura, informó que las bombas con sus paneles fotovoltaicos se han montado en lugares con difícil acceso a la energía eléctrica, fundamentalmente en zonas cercanas a las costas norte y sur, donde es grande el número de cabezas de ganado.

“El 20% de nuestro ganado ya se beneficia con esta tecnología, que permite extraer agua de pozos desde una profundidad de 100 metros”, precisó el especialista.

Hernández destacó la importancia económica de las “electrobombas solares”, con las cuales, además de suministrar el líquido al rebaño utilizando energía renovable, se ahorra combustible al evitarse el tiro de agua en carros-pipas.

Los instalados en Sancti Spíritus forman parte de unos mil sistemas de electrobombas sumergibles con sus paneles fotovoltaicos, adquiridos a la empresa Haier, de la República Popular China, por un valor de más de 4 millones de dólares.

Para calmar la sed del ganado, en la provincia espirituana también se traslada animales hacia lugares donde hay agua, se montan y reparan molinos a viento, y prosigue el suministro en carros pipas, de los cuales a más de una veintena se le colocaron motobombas que facilitan el llenado y el descargue.

No hay comentarios