El central Melanio Hernández, de la provincia cubana de Sancti Spíritus, se convirtió en el tercer ingenio del país que cumple su plan de producción de azúcar, resultado que se atribuye a la alta eficiencia de la industria y mantiene su posición de puntero desde hace varios años en la realización de las zafras.

La dirección del Grupo Nacional AZCUBA trasmitió una felicitación a sus trabajadores y directivos, quienes, a pesar de la drástica caída del rendimiento agrícola debido a la intensa sequía, logró cumplir el plan por su elevada eficiencia fabril.

Está ubicado en la localidad de Tuinucú, municipio de Taguasco y produjo cerca de 33 mil toneladas, un 4% más que en la pasada zafra, y todo su azúcar crudo fue de alta calidad.

El ingenio registró un aprovechamiento del rendimiento potencial de la caña del 96,7%, alcanzó un rendimiento industrial de 12,36%, el mayor de los últimos 32 años y consiguió un recobrado de 87,11%, el más alto desde 1966.

“Por esa alta eficiencia ahorramos más de 35 mil toneladas de caña y ganamos unas 3 700 toneladas de azúcar, el 13% del plan”, precisa el ingeniero Radamés Rodríguez (Nacho), director del ingenio.

“Estamos contentos porque cumplimos, ganamos buen dinero y ahora queremos prepararnos bien para que nuestra próxima zafra sea mejor”, expresó José Castañeda, un obrero que labora en la industria desde 1973.

La molienda terminará pronto en el Melanio Hernández, ya en proceso de liquidación, pero sus hombres y equipos seguirán cortando caña para el central Uruguay, en un fin de zafra muy tenso.

“Tenemos por delante una tarea muy dura” –dice Elvis González, director de la Empresa Azucarera de Sancti Spíritus.   “La intensa sequía ha provocado un descenso notable de los volúmenes de caña que habíamos estimado, lo que nos obliga a cosechar bien toda la materia prima y a moler con más eficiencia para fabricar la mayor cantidad posible de azúcar y culminar la zafra en la última decena de abril.

No hay comentarios