La provincia espirituana se destaca en la estrategia del MINSAP para el   enfrentamiento del consumo de drogas, fármacos o psicotrópicos. En la red de farmacias del territorio existe un control sistemático de estos medicamentos.

Uno de los flagelos que asecha a la humanidad en el siglo XXI es el tema droga. La Junta Internacional para la Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) es el organismo rector del actual sistema de Naciones Unidas responsable de  promover y controlar el cumplimiento de los tratados internacionales por parte de los gobiernos, abarca todo lo relacionado con la fabricación, comercio ilícito y venta lícita de drogas. Cuba es país miembro  de esta organización.

El MINSAP tiene concebida una estrategia para el enfrentamiento del consumo de estas sustancias. En la provincia espirituana existe un alto control de la prescripción médica de los estupefacientes y psicotrópicos, sustancias similares a las drogas.

Estudios realizados en el territorio arrojan como resultados que el grupo de edad que predomina en el consumo de drogas es el comprendido entre los 25 – 59 años de edad,  con mayor énfasis en el sexo femenino. Se garantiza la atención a pacientes en los ocho departamentos de salud mental de cada municipio, en servicios provinciales del hospital psiquiátrico y Camilo Cienfuegos, además de los 23 Servicios de Rehabilitación de los policlínicos. Sin dudas una tarea de orden significa el control de las llamadas drogas lícitas presentes en nuestra red  asistencial.

El Departamento de Medicamentos y Tecnologías Medicas del MINSAP en Sancti Spíritus se distingue en la optimización del control y fiscalización de todo el proceso que se sigue con los medicamentos, (estupefacientes, psicotrópicos, y sustancias de efecto similar), en aras de garantizar su uso correcto por la población necesitada de ellos.

No hay comentarios