La presa Zaza, ubicada en la central provincia cubana de Sancti Spíritus, es el mayor embalse de Cuba. Allí se realizan pescas masivas, con el objetivo de que no se vea afectada su biomasa.

Aunque los volúmenes de agua son muy bajos, se buscan alternativas para aportar las producciones previstas a la industria procesadora, encargada de la elaboración de diferentes derivados de las especies de agua dulce.

Es una tarde que el sol quema cuando varias brigadas salen en las embarcaciones a trabajar duro.  Las desembocaduras de los ríos Zaza, Tuinucú y Yayabo, son los sitios de la presa Zaza donde únicamente se puede extraer el cúmulo de peces que en masa caen en los chinchorros, aunque de tallas muy pequeñas, porque falta la alimentación para tanta cantidad de ciprínidos, que con anterioridad se sembraron.

El apoyo de varias brigadas de los diferentes embalses de la provincia se hace necesario, por cuanto las pescas masivas son urgentes para que no ocurran situaciones que afecten la biomasa por la falta de oxígeno en tales condiciones de escasez de agua.

Alberto Hernández, Jefe de Producción de la Unidad Pesca Zaza, dijo a Centrovisión que el único embalse donde hoy se pesca de forma extensiva en el territorio es en los escasos espacios de la “Zaza”, pero también se realiza la intensiva en los acuatorios donde existe la cría de la tilapia y en las dos granjas del pez claria, una ubicada en Boquerones, en La Sierpe, y la otra en Manaca, en el municipio de Fomento.

 Los acuicultores espirituanos capturan de 12 a 15 toneladas diarias en diferentes sitios de los ríos que tributan a la presa Zaza, en dependencia de la demanda de la industria, la que en estos momentos exhibe todas las áreas del departamento de conformados totalmente  remodeladas, y aumenta su capacidad de producción.

“El cuidado de los pescadores debe ser mayor en la navegación por estas aguas, pues como usted ve aquí afloran los troncos de los árboles que parecen crecer en cualquier plantío de la tierra”, expresó Alberto durante nuestra  travesía  hasta el lugar de pesca.

Pero a pesar de los bajos niveles de agua en todos los embalses de la provincia, la acuicultura en Sancti Spíritus posee de manera general una situación favorable, e incluso, no se renuncia a los compromisos delas 1000 toneladas de claria, y los resultados del cultivo de la tilapia en jaulas es favorable.

Mientras se espera a que caigan las lluvias que favorezcan a  los cultivos extensivos , los chinchorreros de la “Zaza” continúan en acción, y si bien es cierto que se puede pescar, como bien dicen los pescadores “hasta con los  sombreros” en estos cauces, la Empresa Pesquera del territorio no renuncia a los compromisos para la alimentación del pueblo.

Según los pronósticos, la siembra de ciprínidos se verá afectada en los embalses del territorio, por cuanto la producción en la Estación de Alevinaje, de La Sierpe,  es  menos de la mitad de los ejemplares previstos en el primer ciclo.

No hay comentarios