A pesar de ser la provincia con mayores posibilidades de embalse en el país, Sancti Spíritus apenas acumula en sus represas 164,9 millones de metros cúbicos de agua, el 13 por ciento de su capacidad

En lo que debiera ser la primavera tradicional, la provincia espirituana, la de mayor capacidad para almacenar agua en el país, mantiene sus represas solo al 13% del llamado volumen normal, un indicador que se agrava día tras día con la ausencia de las precipitaciones y la sostenida evaporación que imponen las altas temperaturas.

Tanto han descendido los principales embalses del territorio en los últimos tiempos que los acuicultores de mayor experiencia, para ilustrar la alarmante situación de los espejos de agua, han acuñado un término que parece salido de los almacenes del realismo mágico: las presas se pueden pescar con un sombrero.

Pero no es precisamente con un sombrero con lo que están peinando los embalses los pescadores espirituanos para capturar como promedio unas 25 toneladas de peces de agua dulce por día —20 de ciprínidos obtenidos de la cría extensiva y 5 de las áreas de cultivo—, según precisó a Escambray  Pedro Plasencia, director de producción en la Empresa Acuicola de Sancti Spíritus.

El incremento de las pesquerías, fundamentalmente en la Zaza, es solo una de las respuestas de la provincia frente a la prolongada sequía que ha impactado tanto en las represas como en los ríos, los humedales y los  pozos más profundos, miles de los cuales se han quedado literalmente en polvo y ha sido preciso ahondar para asegurar el agua a poblaciones rurales y sobre todo a la masa ganadera.

Alberto Eirín, delegado del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en Sancti Spíritus, asegura que la sequía que padece la provincia espirituana no es de un año ni de dos, tesis que sustenta con un ejemplo: la presa Dignorah, que almacena las aguas del río Zurrapandilla en la cuenca del Jatibonico del Sur, fue reparada desde al año 2012 y desde entonces a la fecha, sin explotarse, apenas acumula 1, 028 millones de metros cúbicos, de una capacidad de más de 31 millones.

La represa Zaza, con más de 100 kilómetros cuadrados de espejo y una capacidad de 1 020 millones de metros cúbicos, semeja desde hace meses un gran potrero, con la mayor parte de su vaso seco y la cortina desnuda a pesar de haber suspendido las entregas a sus principales clientes, fundamentalmente la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, la ganadería de la zona y la estación provincial de alevinaje, de la acuicultura.

Fuentes de de la Delegación Provincial del INRH alertaron que los aguaceros aislados de los últimos días han contribuido a cambiar el color del paisaje en algunas zonas, pero en la práctica no han aportado escurrimiento alguno para bien de las presas o mejoramiento del manto freático.

Según los registros estadísticos de la provinia, en mayo apenas llovió el 61 por ciento de lo habitual, mientras que la primera decena de junio se consideró seca, con apenas el 23 por ciento de la media, a pesar de las lluvias puntuales en la ciudad espirituana, Tres Atejes (Cabaiguán) y Zaza del Medio (Taguasco), entre otros sitios.

Embalses de Sancti Spíritus (20 de Junio  2017)

Embalse VolumenActual           ( Hm3) VolumenNormal (Hm3) %
Zaza 111.745 1020.00 11
Lebrije 8.182 102.00 8
Felicidad 4.867 42.00 12
Tuinucú 31.312 57.00 55
Dignorah 1.028 31.89 3
Higuanojo 5.911 24.40 24
Siguaney 1.281 9.33 14
Aridanes 0.010 2.83 0
Banao II 0.663 3.33 20
Total 164.999 1292.78 13

 

No hay comentarios