La Asociación Cubana de Comunicadores Sociales en la central provincia de Sancti Spíritus, con más de 25 años de constituida,  asesora la política comunicacional del territorio. Varios colectivos estatales y no estatales recibieron el Premio Imagen en cuanto a su quehacer desde la comunicación.

 Aun con las ideas y debates a pie de letra de la Sexta Asamblea Nacional, los comunicadores Sociales en Sancti Spíritus se trazan estrategias para contribuir desde su posición como entes activos a la actualización del modelo económico del país.

Entre los Objetivos estratégicos para la etapa 2017-2022 se encuentra fortalecer las acciones de superación para lograr una comunicación que sea comprendida, compartida y, en consecuencia, practicada por el pueblo y se perfile así como recurso para la influencia ideológica político-moral.

Como parte de este proceso de superación la asociación se traza como estrategias la realización de eventos que promuevan desde la base las distintas líneas de su accionar.

La sede de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales en Sancti Spíritus resulto una vez más el lugar propicio para la realización de la segunda edición del evento La imagen de mi negocio. En esta ocasión dedicado a temas como la atención a la población y el vínculo que debe existir entre Comunicación, Imagen e Identidad.

Durante el evento se impartieron conferencias y se mostraron las experiencias de las formas estatales y no estatales sobre la gestión de imagen, donde el territorio espirituano ostenta excelentes resultados. La cita reunió a 17 empresas que optaban por el Premio Imagen máxima distinción que otorga la asociación en el territorio. En esta ocasión se alzaron con el premio Bandec, la Empresa de Servicios Legales y la forma no estatal Basalto.

Los Premios Imagen son el resultado de cuanto se puede hacia dentro y hacia fuera de las empresas cubanas ya sean de forma estatales o no estatales en cuanto a su misión y su visión. Son tiempos en los que se exige comunicar y comunicar bien como vía del éxito dentro de la economía del siglo 21.

No hay comentarios