El canoista espirituano Serguey Torres partió hacia Polonia donde realizará una base de entrenamiento previa a su presencia en el XLIII Campeonato Mundial de Canotaje, que acontecerá en la ciudad checa de Racice del 23 al 27 de agosto.

 La estancia en tierras polacas le permitirá adaptarse a la diferencia horaria y terminar de cumplir los volúmenes de trabajo propios para esta etapa, previa a la competencia fundamental del año.

 Junto al máximo exponente de la canoa cubana en los últimos once años aparece el novel cienfueguero Fernando Dayán Jorge, quién se estrenará en lides universales.

 La dupla tuvo la primera prueba de fuego en los Juegos Olímpicos de Río, donde se adueñaron del sexto lugar.

 En esta temporada se estrenaron con el oro en el C-2 1000 metros en la Copa del Mundo de Montemor-o-Velho, al estampar crono de 3:30.960 minutos, con el cuál dejaron en plata a los bronceados de Río, Dmytro Ianchuk y Taras Mishchuk (3:33.580) de Ucrania; mientras que los españoles Mohssine Moutahir y Gonzalo Martín (3:34.205) finalizaron terceros.

En la propia distancia los cubanos resultaron subcampeones en la Copa del Mundo de Szeged, con crono de 3:27.958 minutos, a escasas milésimas de los polacos Vicent Slominski y Hoteusz Kaminski (3:27.543) y por delante de los alemanes Sebastian Brendel-Jan Oeltze (3:28.035).

 El mundial de Racice será el noveno en la carrera deportiva de Serguey, quién comenzó a dar paletadas en este tipo de evento en el 2005 en Zagreb. Allí junto al camagüeyano Karel Aguilar alcanzó bronce en C-2 a 200 y 500 metros, y plata en el C-2 1000 m.

 Con el mismo compañero de bote fue segundo en el C-2 1000 m en Duisburg-07; mientras que en Moscú-14 llegó tercero en el  C-2 500 m junto al matancero Rolexis Báez.

No hay comentarios