Cuba continúa apostando por el uso de las fuentes renovables de energía, y muestra de ello es la construcción en la provincia de Sancti Spíritus, en la zona central del país, de un parque fotovoltaico con la tecnología de hincado de pilotes.

“La ventaja fundamental de esta tecnología es la no utilización de hormigón y acero en la fundición de las bases de las mesas que soportan los paneles, lo que agiliza el proceso de ejecución y a la vez se evitan grandes movimientos de tierra”, explica el ingeniero Raidel Díaz, director de Inversiones de la Empresa Eléctrica de Sancti Spíritus.

Según el especialista, el nuevo parque solar, ubicado en la zona de Neiva, en el municipio de Cabaiguán, abarca unas ocho hectáreas y tendrá una potencia de 4,4 megawatt.

“Estimamos que pueda generar 6 600 megawatt/hora al año, lo que posibilitará un ahorro de 1 700 toneladas de combustible que se van a dejar de quemar en centrales termoeléctricas”, asevera Díaz.

Agregó que cuando el parque fotovoltaico se conecte al Sistema Electroenergético Nacional para aportar energía limpia, se dejarán de emitir a la atmósfera unas 5 600 toneladas de dióxido de carbono al año.

Se estima que el parque de Neiva debe estar concluido en la segunda quincena de septiembre, pues ya se colocó alrededor del 80% por ciento de las mesas y paneles, se trabaja en su interconexión y avanzan otras labores, como la fundición de las

Además del de Neyva, este año se pretende poner en funcionamiento otro parque solar en la zona de Guasimal, también con la tecnología de hincado de pilotes, e iniciar la construcción de dos más.

El programa de generación con el empleo de fuentes renovables de energía, prevé que en el 2019 la provincia de Sancti Spíritus cuente con 16 parques fotovoltaicos, que generarán, en total, 76,6 gigawat/hora al año, lo que permitiría ahorrar cerca de 20 000 toneladas de combustible fósil.

No hay comentarios