El olímpico Eduardo Rubio sobresale en el bote cubano de Cuatro Par Peso Abierto, que desde hace varios días entrena en el canal del Parque Nathan Benderson, en Sarasota, sede del XLVII Campeonato Mundial de Remo, del 25 de septiembre al 1 de octubre.

La maestría del espirituano será determinante para conducir al habanero Jorge Félix Paterson, Jesús Alejandro Rodríguez de Cienfuegos y el santiaguero Erick Landi Vinent Santiago de Cuba, quienes forman el resto de la tripulación.

A diferencia del 2015 y 2016, Rubio regresa a esta modalidad, en la que tiene la experiencia mundialista del 2011 en Bled.

En los dos anteriores años remó en el Doble Par Peso Abierto, en el que concluyó tercero en la final B del mundial del 2015 en Aiguebelette, Francia lo cuál le aseguró el cupo para los Juegos Olímpicos de Río-16.

Además de esas competencias, en el 2016 también intervino en las tres fases de las Copas del Mundo del 2016, disputadas en Varese, Lucerna y Poznan y en las que finalizó quinto, noveno y séptimo, respectivamente.

En esas regatas siempre remó con el cienfueguero Adrián Oquendo, quién para el mundial estadounidense se mantiene en el Doble Par, pero con el espirituano Janier Concepción de compañero.

La dupla tratará de llegar a la Florida procedente de México, a donde arribó en las últimas horas procedentes de la Habana, en busca del visado pertinente. Igual suerte correrá el guantanamero Ángel Fournier, plata en Chungju-13, y bronce al siguiente año en Ámsterdam, en la prueba de single peso abierto.

Los demás miembros de la selección nacional que están en idéntica situación son el camagüeyano Raúl Hernández y la granmense Liset Hernández, quienes competirán en el single peso ligero.

No hay comentarios