Sancti Spíritus ha dejado todo para el suspiro final. Anclado a día de hoy en mismo límite de la zona de comodines, el octavo lugar, los enfrentamientos venideros con el noveno, Villa Clara (quienes marchan a medio juego de los gallos con un partido menos) definirán quien chocará con el quinto lugar en la venidera e instantánea liguilla de comodines. Pero como Sancti Spíritus llegó a esta situación límite? Conozcamos:

Se enfrentaban los gallos en subserie particular con el quinto lugar del torneo, Artemisa. Una jornada de doble juego que nunca trae buenos dividendos a los peloteros, terminaba con abrazo entre los dos equipos, una victoria para cada uno. En el primero, cerrado cuatro por dos para los occidentales, estos se llevaron el choque con solo tres hits y la asistencia espirituana de cuatro boletos.

Ganaba Ricardo Martines, quien tuvo larga vida en el box hasta el séptimo, mientras por los espirituanos perdió Humberto Delgado con solo dos y un tercio, maldecido esencialmente por su mal control.

La larga jornada continuaba. A segunda hora, los espirituanos soltaron un poco los maderos y con producción de once imparables, con protagonismo de Yunier Mendoza (4-2, 1 CI), Frederich Cepeda (4-3, 1 CI) y Duniesky Barroso (4-2) menguaban a los artemiseños siete por cuatro, sostenidos por la buena labor de Peña, quien en seis entradas aceptó una solitaria carrera. Quizás la única nota discordante resultó Omar Guardarrama, que como relevista no salió nada airoso al permitir tres limpias en solo un inning y dos tercios.

El tercero de los choques resultaba vital para los espirituanos. Si ganaban iba a ser un colchón para recibir a Villa Clara con menos premura en la tabla, lo cual rápidamente quedo solo en una aspiración al desplomarse el bullpen de los gallos en este partido.

Trece hits permitieron nuestros lanzadores, desvalidos ante la nada poderosa tanda ofensiva de los artemiseños. En total, diecinueve carreras permitieron los gallos en los tres choques, una cifra que refiere de manera exacta la situación del pitcheo espirituano, al notar, digámoslo otra vez, que los bates de Artemisa no han tenido calibre durante esta serie 57.

Quizás la única nota destacada para los del Yayabo en este enfrentamiento fue el jonrón con bases llenas de Barroso, jardinero derecho que ya se suma a la fiesta ofensiva actual que protagonizan Frederich Cepeda, Yunier Mendoza y Orlando Acebey.

La subserie particular ante Artemisa redundó en el actual octavo lugar de los de la maquinaria de José Raúl Delgado, que mañana recibirá en la ultima subserie de esta primera mitad de campeonato a Villa Clara, equipo que guerreará con el mismo ímpetu que los gallos cada entrada de los choques.

No hay comentarios