Cinco de las diez unidades porcinas afectadas por el huracán Irma en la provincia cubana de Sancti Spíritus están completamente recuperadas, y se trabaja intensamente para resarcir los daños en los centros que sufrieron los embates más fuertes, que se localizan en el municipio de Yaguajay.

Los trabajadores de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Carbó 2, de ese norteño territorio, recuperaron tejas de zinc caídas y repusieron la cubierta de siete de las 16 naves que tuvieron afectaciones de techos.

“Ya terminamos las reparaciones de todas las instalaciones donde se podían colocar techos rescatados con el esfuerzo de nuestros trabajadores, y ahora continuamos poniendo tejas nuevas que hemos recibido en otras naves, labor que acometemos con el apoyo de dos brigadas pertenecientes a la Empresa de Talleres Agropecuarios y al Grupo GELMA”, explicó Lázaro León, director de la UEB Carbó 2.

Según León, se espera que pronto comiencen a trabajar fuerzas del Ministerio de la Construcción en dos naves donde el huracán derribó las columnas y quedaron convertidas en un amasijo de acero y zinc.

Para la Empresa Porcina de Sancti Spíritus constituye una prioridad la recuperación de la UEB Carbó 2- unidad con capacidad para más de 1 400 reproductoras- , que había sido estrenada en julio, fruto de una inversión que superó los 10 millones de pesos.

Difícil ha resultado también la recuperación en las UEB Carbó (aledaña a Carbó 2) y Venegas, ambas de Yaguajay, donde el huracán Irma dañó severamente las instalaciones, caracterizadas por tener cubiertas de fibrocemento.

Con tejas rescatadas los trabajadores de ambos centros lograron techar una decena de instalaciones, pero en muchas partes fue preciso colocar nylon y en algunas naves no se ha trabajado aún, en espera de que sean rediseñadas para colocarles las planchas de zinc que están llegando a la provincia.

“A pesar de los inconvenientes, en todas nuestras unidades porcinas se restableció con prontitud el flujo tecnológico, los animales tienen garantizados el alimento y el agua clorada, y existe pienso suficiente en los almacenes, por lo que podemos afirmar que hoy se trabaja como si no hubiera ocurrido nada”, refiere Rolando Pérez, Director Adjunto Empresa Porcina de Sancti Spíritus.

El huracán provocó la muerte de unos 1 300 animales, la mayor parte crías de las unidades Carbó y Venegas.  Aún así, los directivos de la Empresa Porcina reafirman que este año es posible alcanzar las 17 000 toneladas de carne de cerdo planificadas y aseguran que, con una buena eficiencia, se puede conseguir la producción estimada para el 2018.

No hay comentarios