Cada día escolar acuden a la Universidad “José Martí” de Sancti Spíritus estudiantes de diferentes preuniversitarios de la provincia. Vienen a la casa de altos estudios a cursar el doce grado como parte del Colegio Universitario.

“Esta modalidad tiene el objetivo de incrementar la vocación por las carreras pedagógicas. Cuando escogen este programa se les otorga la carrera de perfil pedagógico que deseen, sólo tienen que aprobar el doce grado”

“Aquí cursan el programa docente habitual de este grado, adicionado a actividades complementarias que persiguen crear aptitudes pedagógicas en los educandos”, afirmó en exclusiva para la web de Centrovisión Ana Pérez Solano, directora de la iniciativa provincial.

El Colegio cuenta con más de 100 alumnos, organizados en tres grupos. Son preparados por profesores de la universidad espirituana y reciben su beca en la capital provincial.

“Mi asignatura es la física y además de impartirle el programa también les creo vocación, a través de visitas al planetario o a laboratorios de la Universidad. Es importante lograr que se enamoren de la asignatura para que puedan ejercer la profesión con vocación”, destaca Yaquelín Gómez Hidalgo, docente de Física en la UNISS.

“Deseo estudiar logopedia porque siempre me ha gustado trasmitirle mis conocimiento al alumno, y ayudarlo en este caso con sus dificultades. Con esta modalidad del colegio ya no solo me nutro de las asignaturas del curso regular del duodécimo grado, sino que poco a poco me adentro en las particularidades de la logopedia”, refirió Rosabel Darzon Valera, estudiante del IPU Honorato del Castillo.

La mayoría de las ciencias pedagógicas tienen duración de cuatro años. Los colegios universitarios constituyen una modalidad que afianzan el interés por el perfil pedagógico, en un momento en el cual existe necesidad de cobertura docente en el país.

No hay comentarios