La provincia cubana de Sancti Spíritus ratifica los buenos resultados en el Programa Materno Infantil, al registrar una de las tasas de mortalidad en menores de un año más bajas del país:   2 por cada mil nacidos vivos.

El doctor Mario Berea, Jefe de la Sección del Programa Materno-Infantil de la Dirección de salud en la central provincia, informó que este año han ocurrido cerca 4 000 nacimientos y sólo ocho defunciones.

Según Berea, la tasa de mortalidad en menores de un año se mantiene en cero en los municipios de Cabaiguán y La Sierpe, este último por segundo año consecutivo.

El directivo destacó el trabajo integrado en la atención primaria de salud, nivel que cuenta con los Grupos Básicos de Trabajo completos, y dijo que se hace énfasis en el control del riesgo reproductivo pre-concepcional, con el fin de llevar a las mujeres en edad fértil en mejores condiciones al embarazo.

Las gestantes con algún tipo de riesgo son ingresadas oportunamente en hogares maternos o instituciones hospitalarias, lo que ha contribuido a reducir el índice de bajo peso al nacer, que este año es de 4,1%.

La tasa de mortalidad infantil de 2 por mil nacidos vivos que hoy muestra Sancti Spíritus, se debe también al cumplimiento de los protocolos en el Servicio de Perinatología, y a las buenas prácticas en las salas de cuidados intensivos neonatales y pediátricos.

Fundamental ha sido la labor del Servicio de Neonatología del Hospital “Camilo Cienfuegos”, institución que asume la mayoría de los partos con riesgos de la provincia, y donde sobreviven cerca del 90% de los niños nacidos con un peso inferior a los 1 500 gramos.

Precisamente en el Hospital “Camilo Cienfuegos” ha contado durante todo el año 2017 con un moderno banco de leche humana, que garantiza el alimento a los recién nacidos cuyas madres no pueden lactar.

Cuando transcurre la última decena de noviembre, Sancti Spíritus mantiene la aspiración de mejorar los resultados del 2012, año en que aquí se alcanzó una tasa de mortalidad infantil de 2,8 por mil nacidos vivos, la más baja en la historia de la provincia.

No hay comentarios