En unas 156 hectáreas de llanura, pertenecientes a la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Sur del Jíbaro, del municipio de La Sierpe, se  encuentra uno de los polígonos de estudio de los suelos de la central provincia de Sancti Spíritus.

Previo a la siembra de arroz (único cultivo que se realiza allí), se llevan a cabo disímiles acciones de conservación y mejoramiento de los suelos, entre las que se encuentran la nivelación del terreno, a través de rayos láser,  para el logro de una mayor uniformidad en el aniego.

También, una vez finalizada la cosecha  se efectúa la rotación del cultivo del cereal con el ganado y la siembra de abonos verdes como la Sesbania,  lo que aporta nitrógeno al suelo.

El manejo eficiente del agua también contribuye a la conservación de la tierra. En ese sentido, se realizan labores de mantenimiento en las obras de fábrica y la limpieza de canales primarios, secundarios y terciarios.

Todo ello redunda en mayores rendimientos  en la UBPC, enclavada en áreas de la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro.

Yoel Hernández Castillo, Presidente de la UBPC Sur del Jíbaro, expresó a Centrovisión que, a partir  de las labores emprendidas en el polígono por los técnicos y la capacitación de los obreros, los rendimientos ascendieron de 3 a 8 toneladas por hectárea.    Según estudios realizados por especialistas que atienden el Programa Nacional de Conservación y Mejoramiento de los Suelos, en Cuba existe más de un millón de hectáreas salinas, lo que representa el 14 por ciento del área agrícola del país.

Ello se debe a diferentes afectaciones por riegos con agua de mala calidad, elevación del manto freático, deforestación de márgenes de ríos y cursos de agua, entre otras causas. 

         

Productores y especialistas de la provincia de Sancti Spíritus expusieron las experiencias prácticas en el Encuentro Técnico de Polígonos de Suelo realizado en el municipio de La Sierpe, en  ocasión del 5 de diciembre, Día  Mundial del Suelo.

En el  evento, auspiciado por la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF) y el Ministerio de la Agricultura en la provincia,  se intercambiaron experiencias prácticas en aras de producir más alimentos para el pueblo, además de preservar la naturaleza, y con ello  recursos tan preciados como el agua, los bosques y suelos.

En el Encuentro se reconocieron a las mejores áreas de la provincia por sus resultados en el orden productivo, social, tecnológico y ambiental.

El tercer lugar le fue otorgado al polígono demostrativo del municipio de Taguasco, el segundo a La Sierpe, y el primer lauro lo recibió Jatibonico.

No hay comentarios