Durante el año que recién finaliza la provincia espirituana no sólo destacó por mantener el rendimiento docente a buen recaudo, sino por acoger en su seno importantes eventos y encuentros nacionales de la enseñanza general que por notables espacios de tiempo colocaron este territorio central cubano en el epicentro de la educación cubana.

Sin dudas uno de los momentos más especiales del 2017 resultó la acogida en mayo del Cuarto Encuentro Nacional de Escuelas Pedagógicas, un imprescindible evento nacional incluido dentro de una de las mayores prioridades del estado cubano: la formación de maestros.

Por sus méritos en la promoción del perfil pedagógico, la provincia espirituana acogía esta cita que reunió en el centro pedagógico Vladislav Volkov alumnos que ya culminaban estudios y también egresados de toda la nación.

Para el recuerdo quedó la afirmación de la Directora de Formación del Personal Docente del Ministerio de Educación , Dr.Sc Enia Torres Castellano, quien durante el encuentro afirmaba que el futuro de la nación comenzaba en las aulas, cimientos del patrimonio cultural de un país, y que durante esas jornadas Sancti Spíritus por tanto constituía el epicentro de toda la cultura cubana.

Pero no sólo terminó siendo el Encuentro de Escuelas Pedagógicas. La provincia espirituana, vanguardia en la educación de las nuevas generaciones, acogía en enero el Acto Nacional del Programa Educa a tu Hijo, precisamente en tributo a labor que sostenidamente realizan los educadores de este territorio, conocedores que la formación de los valores, la personalidad y los conociementos del niño es un proceso que continúa durante la etapa escolar, pero que tiene su génesis en la educación familiar durante los primeros años de vida.

Prometiendo un 2017 de alta acurnia, la provincia espirituana casi inauguraba el año con un notable evento asociado a la educación cubana del nivel primario: el Taller Nacional del Sector Rural de esta enseñanza, oportunidad de conocer las experiencias de toda la geografía antillana en el ámbito de la educación que se imparte en el campo cubano.

De esta manera, el camino quedó sellado. Un sector que en Sancti Spíritus labró un año con destacadas notas para el ejercicio docente, todavía deudor de varios cientos de plazas de cobertura docente, pero que como anfitrión de magnas citas nacionales si contó con una y cada una de todas las luces.

No hay comentarios