Iniciaba la campaña de alfabetización en Cuba y ya los bandidos del Escambray nos quitaban uno de nuestros hijos maestros. Conrado Benítez fue asesinado hace 57 años en Pitajones, Trinidad, hecho recordado por el pueblo espirituano en actividad político cultural que rindió tributo al joven alfabetizador.

Presentes las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia, estudiantes y educadores espirituanos, el acto fue acompañado por el hijo del campesino Heliodoro Rodríguez, también asesinado en la vil acción.

Conrado Benítez constituyó la primera víctima de la campaña alfabetizadora cubana. El aborrecible hecho, repudiado por el pueblo cubano y el Comandante en Jefe Fidel Castro en aquel enero de 1961, no impidió el paso victorioso de la gesta educativa, génesis de la educación cubana actual.

“Las nuevas generaciones de maestros en comunión con los educadores experimentados debemos continuar edificando la sociedad cubana. Todo empieza en las aulas, la nación cubana se forja desde el pizarrón y a través de nuestras voces proyectadas en cada espacio docente. Conrado Benítez fue el símbolo, nosotros continuamos la obra”, comentó Maira Fundora Liriano, Directora Municipal de Educación en Trinidad.

También se reconocieron en esta actividad destacados educadores espirituanos, así como recibieron jóvenes de esta provincia su carnet de militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas.

No hay comentarios