Las tierras sierpenses de la finca Chorrera, pertenecientes a la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, fueron testigos de una jornada productiva que rindió tributo al aniversario 59 de la entrada de la Caravana de la Libertad a Sancti Spíritus.

Las labores ayudan a recuperar la agricultura tras los daños provocados por el huracán Irma. El Master en Ciencias Orlando Linares Morell, director de la citada empresa, comenta a la web de Centrovisión sobre la magnitud de la tarea:

“Están en estas tierras más de 250 trabajadores de diferentes sectores del municipio de la Sierpe, así como de Granos Sur del Jíbaro. La agricultura es un frente en toda Cuba tras el paso de Irma. Aquí se afectaron las 68 hectáreas de plátano, las que desde septiembre se revitalizan junto con el resto de los cultivos”. Sobre similar tópico opina Camilo Meneses Gómez, participante del trabajo voluntario:

“Las labores se han concentrado en la siembra de 3 hectáreas de fruta bomba, así como labores culturales de atención a la yuca, el boniato, plátano y maíz. Esto es un trabajo que adelanta los planes productivos, un notable aliciente para la economía del territorio”

Esta jornada de esfuerzo productivo tuvo en esta ocasión una motivación especial. Hace 59 años, Fidel y un grupo de revolucionarios hizo entrada a la capital espirituana para levantar el júbilo de victoria del pueblo perteneciente a la provincia de Las Villas. Poco después hablaría en la antigua Sociedad El Progreso, dejando para la posteridad la histórica frase: Sancti Spíritus no podía ser una ciudad más.

No hay comentarios