Con la obligación de cantar visitarán los Gallos a los Tigres en la
penúltima subserie del calendario regular de la 58 temporada del
beisbol cubano.

En la tabla de posiciones el equipo Sancti Spíritus es tercero (27-26)
después de perder seis subseries seguidas, en las que acumula apenas
cinco victorias y 12 derrotas, cuatro de ellas en forma consecutiva en
las últimas presentaciones.

Ese nefasto rendimiento ha sido aprovechado por Ciego de Ávila
(27-27), que marcha a solo medio juego de diferencia, mientras que
Industriales (25-28) también asecha con sumo peligro.

Con mayor tranquilidad aparece Villa Clara (29-25), detrás de los
tuneros (33-21), quienes ya aseguraron un cupo en los play off.

Semejante panorama exigirá a los espirituanos para lunes, martes y
miércoles jugar tal y como si estuvieran en la postemporada.

Para suerte nuestra la lluvia sabatina suspendió el partido en el
Latinoamericano ante los Azules, por lo que para el compromiso en el
estadio José Ramón Cepero la rotación de pitcheo es la mejor que se
dispone, a base de Yariel Rodríguez y Yoen Socarrás y para el
encuentro conclusivo Yamichel Pérez o Alberto Biset.

En el siempre importante desafío inicial los Gallos necesitan la mejor
versión del camagüeyano, quién como refuerzo acumula balance de 4-3,
efectividad de 3.57 y los contrarios le batean 245. Importante para el
Gallero será mejorar su control, pues en 53 entradas ha regalado 20
boletos.

La anterior salida de Yariel fue el 10 de diciembre contra Villa Clara
en el Huelga donde le hicieron 7 carreras, tres de ellas sucias,
durante 6.2 ining en los que concedió 5 bases por bolas.

El último triunfo del derecho lo consiguió ante Ciego de Ávila, el día
primero, con labor magistral de ocho episodios, en los que espació
cinco imparables, con una transferencia y 5 ponchetes.

Ganar el juego de apertura significaría asegurar la serie particular,
que en estos momentos marcha 6-3, y además recuperar la confianza para
las siguientes salidas.

Considero que los dos primeros partidos son los más asequibles, toda
vez que el miércoles los Tigres deben utilizar al as Lázaro Blanco
(6-1) un lanzador casi al seguro en nuestra pelota y que trabaja para
efectividad de 2.80 y permite ataque contrario de .257

Llegó la hora de vida o muerte. Veremos si los Gallos después de
erigirse como la sensación del campeonato, terminan de ratificar ese
aval.

No hay comentarios