Katmandú, 19 dic (PL) La juventud cubana mostró sus experiencias durante el reciente Cónclave Juvenil Internacional que debatió en Nepal sobre problemas globales y sus políticas, como el enfrentamiento al cambio climático, entre otros temas.

 

El encuentro, realizado con la presencia del canciller nepalés Pradeep Kumar Gyawali, constituyó una plataforma común para líderes, innovadores, promotores de la paz, activistas juveniles y pioneros de la sociedad civil de todo el mundo.

El diplomático cubano Juan Carlos Marcof dijo a Prensa Latina que este tipo de evento ofrece la oportunidad de escuchar y compartir con jóvenes de diferentes latitudes las experiencias sobre asuntos de interés internacional.

‘Mientras más jóvenes podamos intercambiar y buscar plataformas de comunicación para acceder a más personas, será más fácil poder continuar construyendo un mundo mejor, que es posible’, aseveró.

Marcof trasladó al evento sus experiencias de un joven nacido en la isla tras el triunfo de la Revolución cubana.

Antes de 1959, explicó Marcof ante el plenario del evento, la mayoría de los cubanos tenían muy pocas oportunidades de acceder a la educación, obtener un empleo o disfrutar de servicios de Salud.

El 57 por ciento de la población cubana era analfabeta, la tasa de mortalidad infantil por cada mil nacidos vivos ascendía a más de 42 y la esperanza de vida al nacer era de solo 62 años.

Los jóvenes de aquella época, liderados por el Comandante en Jefe, Fidel Castro, se dieron a la tarea de cambiar la situación enfrentándose a un ejército poderoso y apoyado por Estados Unidos.

‘Hoy todos los jóvenes cubanos tenemos acceso a estudios en todos los niveles de la enseñanza de manera gratuita, los servicios de salud son para todos y completamente gratis’, expresó.

La esperanza de vida al nacer en Cuba asciende a 78 años y la tasa de mortalidad infantil por cada mil nacidos vivos es de 4.1, acotó.

‘A los jóvenes cubanos nos toca hoy luchar por mantener los logros alcanzados por aquella generación histórica (..) Esa es la batalla que en nuestro pequeño país libran los jóvenes de hoy’, aseveró.

Marcoff resaltó que en estos momentos en Cuba se debate un nuevo proyecto de Constitución, que intenta adaptar las leyes del país a la actual coyuntura nacional e internacional.

Señaló que la nueva Carta Magna incorpora políticas y principios para enfrentar el cambio climático, presenta avances en materia de igualdad de género y sexo, reconoce nuevas formas de producción, incluyendo la propiedad privada y cooperativa, aunque mantiene al Estado como único dueño y gestor de los principales medios de producción.

Además, se ratifica el carácter irrevocable del Socialismo y el papel rector del Partido Comunista de Cuba como guía de la sociedad.

El diplomático cubano agradeció en nombre de la isla la solidaridad internacional de muchos amigos, entre ellos de Nepal, en la lucha por el levantamiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

No hay comentarios