Villa Clara volvió a dominar a los Gallos y los puso contra la pared. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
De nuevo se combinaron la pobre ofensiva y el inefectivo pitcheo abridor de los Gallos, que en valla ajena tampoco pudieron ante el empuje de unos Leopardos naranjas que tratarán este martes de dar el toque definitivo para garantizar su regreso a una gran final.

Los ahijados de Eduardo Paret se ajustaron al esquema diseñado por su mentor: el abridor Misael Villa caminó con acierto durante seis entradas para apuntarse el éxito; el relevista Wilson Paredes no permitió libertades en el tercio final; y la ofensiva aprovechó las debilidades de la actuación del abridor Yamichel Pérez y del relevista Humberto Delgado para marcar todas sus anotaciones en la primera mitad del choque.

La tanda de los espirituanos, mientras tanto, sigue sin producir, al punto de que acumulan apenas dos carreras en 27 entradas, luego de que este lunes el refuerzo yumurino Ariel Sánchez estrenara su traje yayabero con cuadrangular en el segundo episodio.

Los Leopardos de Villa Clara parecen sostener una porfía con los Leñadores de Las Tunas, que también se situaron a una victoria de convertirse en finalistas de la Serie Nacional de Béisbol al imponerse a Ciego de Ávila con marcador de seis carreras por tres.

Este martes, Gallos y Naranjas jugarán a las cinco de la tarde en el Sandino, en tanto tuneros y avileños lo harán a las nueve de la noche en el Cepero en lo que pudiera ser el cierre de la ronda semifinal.

No hay comentarios