La Habana, 21 ene (PL) El presidente de la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC), Luis Hernández, confirmó la presencia de un equipo de la isla en la segunda edición del torneo Caribbean Club Shield, clasificatorio para la Liga de Concacaf.

 

El representante cubano en el certamen, que tendrá por sede a Curazao del 5 al 15 de abril, será la escuadra de la oriental provincia de Santiago de Cuba, ganadora de la versión 103 de la Liga nacional.

Hernández declaró a Prensa Latina que la inscripción en esa competición ‘era un anhelo de muchos años de la AFC’ y constituye ‘un estímulo que teníamos que lograr para el campeonato nacional’.

La lid reunirá a los 13 triunfadores de las ligas amateurs de la región del Caribe en 2018, los cuales ya fueron repartidos en tres grupos durante el sorteo celebrado en la ciudad de Miami el 9 de enero último.

El vencedor tendrá la oportunidad de enfrentar al cuarto clasificado del Torneo de Clubes profesional de la región, en un partido de desempate para determinar el cuarto representante del área para la Liga de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf), a su vez clasificatoria para la Copa de Campeones.

‘Esta será una experiencia dura, pero queremos mantenerla a partir de ahora. Al campeón de este año también lo vamos a inscribir para la próxima edición’, anunció el máximo responsable del fútbol en Cuba.

También valoró que es una gran oportunidad para los planteles provinciales y sus jugadores, pues ‘ya no solo pueden aspirar a integrar la selección nacional, sino también a representar a su territorio en este torneo’.

Respecto a la conformación de la escuadra, expresó que ‘la idea es que sea Santiago de Cuba solo con los refuerzos que los ayudaron a ganar’.

‘Queremos respetar el jugador de provincia, que rindió, que sudó, no hacer una selección nacional’, puntualizó el también miembro del Consejo de la FIFA.

Asimismo, aclaró que ya se acordó en la reunión de directores técnicos previa al actual campeonato nacional, que los partidos de Santiago de Cuba que coincidan con la justa caribeña se aplazarán para una fecha posterior.

El directivo aclaró que la AFC asumirá una parte de los gastos, pero Concacaf entregará un financiamiento para los pasajes.

‘Si el equipo sigue avanzando pudiera complicarse más la parte económica, pero no es como antes, cuando Cuba tenía que asumir íntegramente los gastos’, explicó.

De igual forma, reconoció que al final debe haber un premio en metálico para el ganador, aunque la principal recompensa es poder incluirse en el torneo de la Concacaf, ‘donde se jugaría frente a equipos profesionales de países de mayor desarrollo’.

Hernández recordó que Cuba ya cuenta con otras experiencias de este tipo, cuando en 1979 y 1980, el campeón nacional Pinar del Río, avanzó hasta caer eliminados ante los respectivos monarcas de esos años América y Pumas, ambos de México.

‘Después nos inscribimos nuevamente alrededor del año 2005, también con Pinar del Río, pero allí los resultados no fueron buenos porque nos eliminaron en la primera fase’, rememoró.

No hay comentarios