El joven Cristian Damián Solenzal perdió los dos combates celebrados
en la división de los 65 kilos en el Grand Prix Iván Yariguin,
celebrado en la ciudad rusa de Krasnoyarsk.

El espirituano, aún en edad juvenil, comenzó la competencia ante el
local Akhmed Chakaev, medallista de bronce en el mundial del 2018.

El combate finalizó 10-0; sin embargo el desempeño perfecto del
reconocido gladiador hasta la final, arrastró al cubano hasta la
repesca por medalla de bronce.

En la porfía por el podio Solenzal encontró de rival al también ruso
Gadzhimurad Rashidov, subcampeón en la anterior cita universal  de
Budapest, donde perdió 6-5 en la final de los 61 kilogramos frente a
Yowlis Bonne de Cuba

En el pleito contra el también medallista mundial de plata en el 2017
y oro en los campeonatos de Europa del 2016 y 2018, Solenzal vendió
cara la derrota, a juzgar por lo que reflejó la pizarra (2-1).

Además del yayabero, en la XXX edición del Iván Yariguin, participaron
por la mayor de las Antillas Alexei Álvarez (57 kg), Aleynier
Hernández (61 kg), Franklin Marén (74 kg), Arturo Silot (86 kg),
Reineris Sala (97) y Yudenny Alpajón (125 kg) en el sexo masculino.

Este Grand Prix rinde tributo a quién fue campeón olímpico en
Munich-72 y Montreal-76, titular mundial en 1973 y tres veces
medallista dorado de Europa, fallecido el 11 de octubre de 1997 en un
accidente automovilístico.

No hay comentarios