Sancti Spíritus se oxigenó en la edición 104 de la Liga Cubana. Para ello fue vital el gol anotado por Jorge Martínez en el minuto 23 ante Guantánamo, en partido correspondiente a la decimosegunda jornada.

 

La diana puso cifras definitivas al encuentro y decretó la tercera sonrisa los yayaberos, quienes acumulan siete empates y dos derrotas, con 10 tantos anotados y siete permitidos.

 

Con el éxito los espirituanos llegaron a 16 unidades. Esa puntuación los metió en puestos de clasificación en la región oriental, donde son cuartos, empatados con Camagüey.

 

Tan importante resultó el éxito sobre los guantanameros que además se colocaron a solo un punto de Granma, que marcha tercero y ante el que cerrarán en el calendario de la fase regular el 20 de marzo en predios espirituanos.

 

Cuatro días antes irán a Santiago de Cuba para enfrentar al doble campeón nacional.

 

En los dos juegos que restan a Sancti Spíritus, una de las claves para salir airoso será mantener la exactitud en la defensa mostrada durante toda la competencia, que lo tiene como el equipo menos goleado del país.

 

El otro aspecto que pudiera definir la suerte yayabera es continuar con el poder de ataque de las jornadas más recientes en las que totalizan seis tantos, el último de ellos trascendente para seguir soñando con la clasificación la segunda vuelta.

 

Para esa etapa santiagueros (24) y guantanameros (23) están asegurados; mientras que Holguín (7) es el único eliminado. En busca de las otras dos plazas pujan granmenses, espirituanos, camagüeyanos, avileños (16) y tuneros (12).

No hay comentarios