“Alimentar la guerra de odio de Marco Rubio contra Cuba y Venezuela es un crimen”, aseguró el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, rechazó este martes de manera categórica las falsas acusaciones al equipo médico cubano que ha arribado a Venezuela desde el año 2003, en el marco del programa social Misión Barrio Adentro, de haber presionado a pacientes por razones políticas.

El pasado domingo, el medio estadounidense The New York Times (NYT), publicó un artículo acusando a los médicos cubanos de presionar a pacientes a votar a favor del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a cambio de atención médica, durante los días previos a las elecciones celebradas en mayo de 2018.

El presidente cubano se manifestó a través de su cuenta de Twitter, en rechazo a las fuertes acusaciones realizadas por el periodista Nicholas Casey y respaldadas por NYT.

“Los médicos cubanos jamás podrán ser difamados. Su extraordinaria obra humana en tierras que el imperio llama “oscuros rincones del mundo”, desmienten al New York Times y a su reportero Casey”, respondió el presidente Miguel Díaz-Canel.

“Alimentar la guerra de odio de Marco Rubio contra Cuba y Venezuela es un crimen”, resaltó el presidente cubano.

Ante los hechos, el ministro para la Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal, recordó las palabras que en el pasado dijera el líder revolucionario, Fidel Castro: “El personal médico (cubano) que marcha a cualquier punto para salvar vidas, aún a riesgo de perder la suya, es el mayor ejemplo de solidaridad que puede ofrecer el ser humano”.

No hay comentarios