Bashar Jaafari habla con reporteros en la sede de la ONU, 22 de marzo de 2019.
Michelle Nichols / Reuters

En una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU celebrada este miércoles, el representante permanente de Siria ante la organización, Bashar Jaafari, arremetió contra la decisión de EE.UU. de reconocer la soberanía de Israel sobre el territorio sirio de los Altos del Golán.

Jaafari aseguró que el Gobierno de Donald Trump cumple las órdenes del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en la ONU para ganarse el favor del poderoso ‘lobby’ israelí en su país. Según el representante permanente, las acciones de Washington son “un intento de manipular la historia, la geografía y la conciencia misma de la humanidad”.
Jaafari declaró que los Altos del Golán siempre pertenecerán a Siria, y sugirió que en su lugar EE.UU. debería entregar a Israel dos de sus estados. “Pueden darles Carolina del Norte y del Sur, por ejemplo, ¿por qué no? Carolina del Sur es un gran pedazo de tierra (…) Entonces, denle a Israel un par de estados si esta administración realmente quiere tener el apoyo israelí”, aseveró.

Según el diplomático, la ocupación israelí de ese territorio es una amenaza real para la paz y la seguridad internacionales y la inacción al respecto deja a la fuerza como la única opción para resolver el problema.

El Gobierno sirio condena “la declaración ilegal” de EE.UU. sobre “el Golán sirio ocupado” y la tendencia ciega y sin precedentes de esa administración a humillar a Naciones Unidas. El comportamiento unilateral de Washington “no tiene valor legal o moral”.
Este miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió para discutir la situación en Oriente Medio a petición de Siria. En la reunión, el representante permanente adjunto de Rusia ante las Naciones Unidas, Vladímir Safrónkov, señaló que la posición de Washington con relación a los Altos del Golán es una “medida unilateral nula y carente de valor”, que supone el “desprecio por el derecho internacional” y una “violación” de las resoluciones del Consejo de Seguridad.

Todos los participantes del Consejo de Seguridad reunido hoy, a excepción de EE.UU., mantuvieron su postura y reiteraron su apoyo a las resoluciones de la ONU que describen a los Altos del Golán como un territorio “ocupado” perteneciente a Siria y que declaran nula y sin efecto legal las intenciones de Israel de imponer sus leyes o su jurisdicción en esa zona, desde el punto de vista del derecho internacional.

El 25 de marzo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó un documento oficial en el que reconoce la soberanía de Israel sobre el territorio sirio de los Altos del Golán, ocupado por el Estado hebreo desde 1967.
La mayoría de las naciones y organizaciones internacionales han condenado y calificado como inválida la declaración de Trump respecto a ese territorio sirio ocupado por los israelíes, entre ellos Rusia, Venezuela, Canadá, Turquía, Arabia Saudita y la Unión Europea.

No hay comentarios