La muestra, realizada por Mario Salgado Strach, miembro de la comunidad de ese país europeo en esta isla caribeña, reúne 16 imágenes de superficies que ofrecen una perspectiva distinta de La Habana, pues la permite apreciar desde charcos, cristales y superficies pintadas.

Hasta aquí llegó el narrador polaco Szymon Goralczyk, cuyo trabajo gira en torno a la tradición oral de su país, para contar cuentos típicos bajo el sugerente título de Entre el mar y las montañas, en el teatro de la Biblioteca Nacional José Martí, el 3 de abril; la escuela Rafael María de Mendive, el día 4; y la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, el 5.

En este mismo lugar, ese día, el público asistente podrá degustar platillos típicos de la cocina polaca elaborados con ingredientes cubanos, según detallaron en conferencia de prensa los organizadores.
Mientras, la librería Fayad Jamiz acogerá el 4 de abril una lectura dramatizada de las obras de teatro Opereta, de Witold Gombrowicz, y La pasión de Cristo en una botella, de Lidia Amejko.

La compañía Teatro de la Luna presentará los días 5, 6 y 7, en la sala Adolfo Llauradó, la obra La mayoría de los suicidios ocurren los domingos, de Anna Burzynska, sobre cómo afectan las tecnologías a la sociedad de consumo.

El proyecto Jazz Band Sonora, integrado por reconocidos músicos cubanos, realizará un homenaje, el 11 de abril, en Fábrica de Arte Cubano, a compositores polacos premiados como Zbigniew Preisner, Wojciech Kilar y Krzysztof Komeda, este último creador de la banda sonora del filme El bebé de Rosemary, de Roman Polanski.

Además, el grupo danzario Otro lado, bajo de la dirección y con coreografía de Norge Cedeño, interpretará el 12 y 13 de abril, en el Teatro Nacional, una pieza que mezcla varios símbolos históricos de la cultura polaca.

En la creación, Cedeño utilizó a 10 bailarines de Danza Contemporánea de Cuba, compañía en la cual fue uno de sus bailarines estelares durante la última década, al igual que los otros dos miembros de su agrupación Thais Suárez y Niosbel González.

No hay comentarios