Así lo concibió el escultor Félix Madrigal. El busto monumental del mayor general espirituano Serafín Sánchez Valdivia erigido en el Parque de Jatibonico que lleva el mismo nombre mirara en la inmortalidad al amigo de guerra y pensamiento al Héroe Nacional José Martí.
El conjunto escultórico salda una deuda con el devenir de un pueblo, el sitio se convierte en lugar de tributo al paladín espirituano. Un encuentro con la historia que nos lleva al presente.
Hoy el parque de Jatibonico muestra sus mejores galas a transeúntes lugareños y visitantes. Otra vez la orden Que Siga la marcha ahora entre las miradas cruzadas del Apóstol y el Mayor General Serafín.

No hay comentarios