A través de una nota de prensa, la Aduana General de la República indicó que los estupefacientes fueron detectados mediante la técnica radiológica, y que el hecho constituye el noveno caso de tráfico de droga en el año.

La Aduana reitera que los pasajeros no están autorizados a transportar consigo encomiendas para otras personas naturales o jurídicas, y que el pasajero que sea portador de una encomienda, asume la responsabilidad administrativa y penal derivada de la naturaleza de su contenido.

La entidad alertó sobre el peligro de importar paquetes o encomiendas de desconocido origen o procedencia, pues este es un mecanismo usado frecuentemente para introducir ilícitos en la Isla, incluyendo estupefacientes.

La Aduana transmitió además una felicitación a la Brigada 2 de la terminal 2, que detectó el caso, especialmente al radiólogo Ián Betancourt Leyva, a la primera oficial de Enfrentamiento Alejandra Núñez Dámaso, al segundo jefe de turno de Enfrentamiento Yoel Sánchez Cruz, así como a las unidades cinófilas Osmany Yipsi y Yanelis Poly, quienes demostraron que Cuba sigue con una política de tolerancia cero hacia las drogas

No hay comentarios