Durante la actual temporada baja en las bases de campismo de la provincia se desarrollan importantes acciones de mantenimiento. Foto: Vicente Brito.

Durante la actual temporada baja en las bases de campismo de la provincia se desarrollan importantes acciones de mantenimiento. Foto: Vicente Brito.

El campismo, una modalidad turística practicada en el mundo desde los finales de la Segunda Guerra Mundial, no se había convertido en una práctica masiva en Cuba, aunque muchos jóvenes hacían excursiones para disfrutar su tiempo libre.

En septiembre de 1959, el Comandante en Jefe Fidel Castro, mientras recorría la Hacienda Cortina, ubicada en la Sierra de los Órganos en Pinar del Río, sugirió extender por valles, playas y montañas una forma de alojamiento y disfrute al alcance de todos los cubanos.

A partir de la década del 80 surgió entonces el campismo popular, modalidad de recreación que aprovecha las bondades de la naturaleza y del clima tropical. En sus instalaciones se disfruta de forma sana, ofreciendo entre sus opciones descubrir y proteger el medio ambiente, observar la amplia diversidad de la flora y la fauna, a la vez que se propicia el descanso en un ambiente tranquilo, natural y sano.

El Campismo Popular en Sancti Spíritus cuenta actualmente con más de 170 habitaciones y cerca de 680 capacidades, en las cuales este 2019 se ha planificado la recreación de alrededor de 123 700 campistas, fundamentalmente durante los meses de verano.

En la actual temporada baja, esta entidad aprovecha para mejorar sus seis instalaciones, donde se desarrollarán reparaciones eléctricas, mejorarán parte del mobiliario, desplegarán labores de remozamiento, pintura e higienización; para todo lo cual disponen de la mayoría de los recursos.

Estos trabajos, valorados en total en 95 000 pesos en ambas monedas, los llevan adelante los propios colectivos de trabajadores de Campismo, quienes en el caso de Arroyo Lajas recibieron el apoyo de otras provincias del país y de su dirección nacional.

Esa base de campismo, ubicada en Cabaiguán, no prestó servicios durante el verano pasado, pero ya reabrió sus puertas luego de recibir durante algunos meses importantes labores de reparación y mantenimiento, valoradas en más de 195 000 pesos en moneda total.

Néstor Reyes, director de Logística de la Empresa Provincial de Campismo Popular detalló que “allí le dimos mantenimiento a toda la planta habitacional y cambiamos el mobiliario, pintamos, mejoramos la jardinería y el restaurante, se repararon el parque infantil y las áreas deportivas y de recreación. Esa base ya tiene todas las condiciones”.

No hay comentarios