Tal vez por mera coincidencia el mes de mayo trae implícito el día de las madres y de ser así la naturaleza es sabia y quiso imbricar la primavera y las flores con una esencia especial, la maternidad. Así comenzaba mi reportaje periodístico por el día de las madres del año 2017, en este mayo del 2020 sigue siendo la imbricación perfecta entre la primavera y las flores para homenajear a esos seres tan queridos por todos LAS MADRES.

El amor y el respeto seguirá siempre siendo el mismo, el cambio en esta ocasión será en la forma de profesarlo. Los que ya no las tenemos entre nosotros no podremos asistir como cada domingo de Mayo al Cementerio a llevar las tan merecidas rosas, pero su recuerdo palpitara más rápido en nuestros corazones. Será un domingo sin visitas a las abuelas, las tías pero con la excusa del mejor regalo te quiero y te cuido.

Este domingo nos toca a todos ejercer el amor a distancia sin el acostumbrado abrazo que tanto necesitamos en nuestro andar por la vida, tocara recordar días de mayos de años anteriores, que de seguro como a este reportero sacaran lagrimas pero reconfortarán y harán de los abrazos por venir el homenaje más lindo a esos seres especiales que son las madres.

No hay comentarios