En momentos en que el transporte público se ha paralizado en el país por la presencia de Nuevo Coronavirus, un servicio de taxis funciona como un reloj en Sancti Spíritus. De él se benefician 111 pacientes que tres veces en semana llegan de forma gratuita hasta el Hospital Provincial Camilo Cienfuegos para recibir atención en el servicio de hemodiálisis.

Por más de 10 años Celia ha acompañado a su hijo Yoerlandi desde Topes de Collantes hasta este hospital. Al igual que ellos, cada jornada llegan decenas de personas a dializarse durante más de tres horas con la ayuda de 23 equipos.

El servicio de hemodiálisis del mayor centro asistencial espirituano lo integran 29 licenciados en enfermería y 26 médicos, entre nefrólogos y residentes de esa especialidad, además del personal de apoyo. Todos priorizan las medidas de bioseguridad para evitar el contagio de la Covid-19 en pacientes inmunodeprimidos que podrían presentar complicaciones si contraen la enfermedad.

Luego de años de atención, la cercanía con algunos pacientes es casi familiar. En cada sesión se suplen funciones básicas de los riñones con un filtro exterior que elimina el exceso de toxinas y líquido de la sangre, tratamiento imprescindible que da luz verde a la vida.

No hay comentarios