Mensía está en el inicio de su consagración

Yoanki Mensía entrena en casa. Lo hace porque que no quiere perder del todo la forma deportiva que exhibió en la Liga de Argentina en la que ha participado en los 25 juegos de su club Gimnasia y Esgrima con 18 minutos por partido como promedio y casi ocho unidades y cuatro rebotes.

Lo más notable es que desde la larga distancia tira para el 45.5 por ciento. Esos dígitos ratifican que a los 22 años está en el inicio de su consagración.

“El entrenador me ha tomado en cuenta y dado mayor responsabilidad a partir de mi resultado; eso me confiere confianza y me abre mayores opciones con el principal equipo, aunque sigo jugando en el torneo sub-23”

Mensía es el líder de la generación más talentosa del baloncesto espirituano, que fue capaz de ganar por única vez el título nacional escolar en el 2012, un bronce en el 2014 en la categoría juvenil, en la que se proclamaron campeones en el 2015 y que en la pasada Liga Superior
dejó una grata impresión al finalizar quintos.

“Con mucho agrado recuerdo esa época. Fueron momentos muy lindos y que ojalá se volvieran a repetir. Lo que hicimos se debió al trabajo de un gran grupo que me mantuvo pendiente de cada juego en la pasada LSB; trataba de verlo por internet y los seguí porque me siento parte de ese equipo”

Mencia arribó al país el 18 de marzo tras ser la liga cancelada por la COVID. Desde ese día sus canastas son desde casa y favor de la vida.

“Es difícil enfrentar esta situación pero tenemos que hacerlo porque es la forma para salir de la pandemia. Estoy en Camagüey en casa de mi novia y solo unas dos horas es que pude ir a Sancti Spíritus ver a mi abuela, a quien extraño porque es parte de mi vida. Ambos sabemos que debemos seguir cumpliendo el distanciamiento y evitar salir de casa. Aquí hago ejercicios físicos y sigo esperando a que la vida regrese a la normalidad”

Yoanki Mensia debe ser puntal en la selección cubana que busca la clasificación a la Copa de las Américas por el grupo C donde le restan los duelos ante Canadá y República Dominicana. En los dos primeros partidos contra Islas Vírgenes el espirituano sumó 31 puntos.

No hay comentarios