La universidad José Martí se involucra en el enfrentamiento al nuevo coronavirus. El colectivo de dirección participa activamente en las videoconferencias con el Ministerio de Educación Superior dos veces por semana, donde se informan todas las líneas de trabajo de profesores, trabajadores y estudiantes en el contexto de la pandemia mundial.

“Estamos prestando ayuda a través de los gabinetes de orientación educativa, psicopedagógicos y logopédicos, con una vertiente en el manejo de esta especial situación. Además tenemos en el doctor Sebrango una contribución a los pronósticos de las curvas de la pandemia en Cuba, lo cual constituye una respuesta de la universidad desde la ciencia”, comenta la Dr.C Naima Trujillo, rectora de la institución.

El centro de altos estudios además se involucra como parte del equipo de trabajo informático que atiende los resultados del pesquisador virtual en las direcciones municipal y provincial de Salud.

Por otra parte, profesores y estudiantes de la universidad constituyen parte fundamental de los contingentes juveniles que en todos los territorios espirituanos aportan a labores económicas y sociales.

“Además se han aprovechado estas jornadas para acometer reparaciones en la infraestructura de la universidad, adelantando labores que estaban pronosticadas para los meses siguientes. Y, por supuesto, alentamos a los alumnos, tanto de pregrado como postgrado, a refrescar continuamente los contenidos en casa, pues en el futuro próximo acudirán semanas que son muy cruciales en la terminación de estudios de este curso.

La Universidad de Sancti Spíritus modela las alternativas de continuación de los años académicos, y coloca especial énfasis en los escenarios que se han previsto para el futuro desarrollo de maestrías doctorados y conclusión de carreras universitarias.

No hay comentarios